Turismo cultural

Los cinco tesoros de Ávila

En 1985, la UNESCO declaró el conjunto histórico-artístico de Ávila como Patrimonio de la Humanidad. Un simple paseo por sus calles nos hace entender por qué y es que el patrimonio de esta ciudad es un gran tesoro que hay que conservar y disfrutar. Ciudad de altura, Ávila se eleva a 1.182 metros, en un promontorio rocoso, privilegiado observador de la ribera del río Adaja, afluente del Duero. Es la capital de provincia más alta de España, y la cuarta ciudad de Europa en este sentido. En ella nos esperan murallas milenarias, catedrales monumentales y callejuelas medievales repletas de encanto.

La Muralla

Se considera el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo. No es de extrañar, tiene un perímetro de más de 2.500 metros con casi 90 torreones. Aunque existe controversia respecto a su origen, la fecha más aceptada para el inicio de la construcción de esta espectacular muralla es el 3 de mayo de 1.090. Podemos visitarla con un simple paseo a su alrededor o desde el adarve, es decir, por el propio muro.

Muralla de Ávila.
Muralla de Ávila.

 

Catedral del Salvador de Ávila

Fue proyectada como templo a la par que  fortaleza y su ábside es uno de los cubos de la muralla. Su carácter defensivo aporta majestuosidad a esta joya arquitectónica, sin renunciar a la elegante solemnidad que comparte con los palacios señoriales que la bordean. De éstos, los más importantes son el de los Velada, el del Rey Niño y el de Valderrábanos. Es especialmente destacada su famosa Portada de los Apóstoles.

Fachada de la catedral de Ávila
Fachada de la catedral de Ávila

 

Basílica de San Vicente

Esta maravilla arquitectónica, que se encuentra fuera del recinto amurallado, comenzó a gestarse en la última década del siglo XV. Su fachada y el entorno donde se ubica son de gran valor artístico. Su interior, de planta de cruz latina con tres naves, mientras que sus pilares son de cruz griega. Consta de tres capillas románicas, en sus tres ábsides. Se trata de uno de los mejores ejemplos de románico en Ávila.

Fachada de la basílica de San Vicente de Ávila.
Fachada de la basílica de San Vicente de Ávila.

 

Real Monasterio de Santo Tomás

Un convento dominico de finales del siglo XV. El conjunto arquitectónico está alejado del casco histórico, separado del mundanal ruido, pero vale la pena visitarlo dado que es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, una de sus imágenes más universales. Cuenta con tres claustros y está declarado Monumento Nacional. Hoy en día alberga los museos de Arte oriental y Ciencias naturales. 

Interior del monasterio de Santo Tomás.
Interior del monasterio de Santo Tomás.

 

Hornos postmedievales

En la década de los años noventa se localizó en el centro de Ávila dos hornos postmedievales de los siglos XV y XVI así como varios útiles dedicados a la elaboración de cerámica. El espacio no solo ha sido recuperado sino que se ha creado en él un centro de interpretación en el que podemos conocer la tradición alfarera de la ciudad. 

Hornos postmedievales.
Hornos postmedievales.