Del 5 al 8 de mayo

Womad, el festival que convierte a Cáceres en capital del mundo

Festival Womad.
Festival Womad.

El certamen lo tenía fácil para enamorar a su público porque la propia ciudad puso en sus manos un elemento extraordinario: su casco histórico. Así, sus calles empedradas, su muralla y su arquitectura medieval, antaño símbolo del Renacimiento, resurgían de nuevo como símbolo de la cultura, en este caso, para aunar a países del mundo entero a través de la música más ecléctica que cada año, desde 1991, ofrece Womad. 

El festival cumple ya 25 años en Cáceres y lo hace transformando una vez más el centro de la ciudad. De lo medieval, a multicultural; de lo tradicional, a lo étnico; de las paredes de piedra, a los trajes multicolor; de las jotas extremeñas, a las danzas africanas. La ciudad de multiplica, se transmuta, se enciende y se reinventa con la llegada de este festival que los cacereños esperan ya como si de unas fiestas patronales se tratara.

Aun siendo una ciudad acostumbrada al gentío, durante la celebración del Womad, sus calles se desbordan, porque no hay alrededor quien quiera perderse esta cita con las músicas del mundo. Riadas de gente disfrutan de pasacalles, comparsas y conciertos recorriendo el centro de Cáceres en un ambiente festivo, cosmopolita y callejero.  

Cáceres.
Cáceres.
 

Este año, para celebrar el cuarto de siglo, Womad luce sus mejores galas con artistas de 15 países diferentes que protagonizarán conciertos, ciclos de cine y exposiciones de todo tipo. En cada propuesta dejarán la huella de su país de origen, Argentina, Cabo Verde, Egipto, Israel, Japón, Palestina… Entre los nombres más destacados, los de los británicos Asian Dub Foundation y el argelino Rachid Taha, que ya tocaron en ediciones anteriores de Womad y vuelven de nuevo al cartel por petición popular a través de las redes.

Las actuaciones serán en tres escenarios diferentes. A los tradicionales de la Plaza Mayor y la plaza de San Jorge, se suma el IJEX, instalado en la plaza Santa María, donde tocarán ocho bandas extremeñas emergentes. Otra de las novedades de esta edición es el Mundo de palabras, una propuesta donde personalidades de la cultura y la política leerán en diferentes espacios de la ciudad letras de canciones de los artistas que han pasado por Womad a lo largo de su historia.

Entre las tradiciones que no faltan a la cita, el mercado internacional de artesanía, con una veintena de puestos, y la oferta gastronómica, con una decena de espacios cargados de recetas de todo el mundo. Para los más pequeños, talleres infantiles alrededor de la figura del Rey Momo, un personaje famoso en muchos de los carnavales de América Latina. ¿Y para los adultos? También hay propuestas participativas con talleres de danzas étnicas y percusión.   

Del 5 al 8 de mayo, Cáceres será más que nunca Patrimonio de la Humanidad, demostrando que la música es un elemento inmejorable para la mezcla de culturas. 

Te puede interesar...