ISLAS BALEARES: LOS DESTINOS FAVORITOS DE LOS FAMOSOS

El paraíso balear que atrapa a los famosos

Playas de Formentera: Ses Illetes (muelle)
Una de las playas de Formentera: Ses Illetes. Foto: Alfredo Cáliz.

El paraíso tiene nombre: Baleares. Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera son nuestro Caribe patrio. Sus aguas cristalinas, sus playas de arena fina, sus calas perdidas y sus encantadores pueblos forman el combo perfecto para animarnos a coger un avión y desembarcar en cualquiera de ellas. Y los famosos no son menos. Todos tienen su rinconcito favorito donde volver.

Menorca es una isla que roba corazones. Como los de Úrsula Corbero, Luz Casal, Belén Rueda o Adrián Lastra. "He veraneado allí toda la vida con mi familia y es la isla de mi corazón", confiesa Úrsula. "Es el punto medio entre Formentera, que es muy tranquila, e Ibiza, que aunque también tiene sus lugares tranquilos tienes que conocerla muy bien en verano porque hay muchísima gente. En Menorca si quieres pasar una noche loca puedes pero te transmite mucha paz", explica la actriz de la Casa de Papel que, siempre que puede, se escapa también a Ibiza, donde alquila un coche y recorre pequeñas calas como la de San Vicente, la Salada y Saladeta, o las playas de Las Salinas y Cala Bassa. La playa de Saladeta, además, es una de las favoritas del piragüista Saúl Craviotto, al que le encanta navegar por la costa ibicenca.

Costa noroeste de Ibiza: Cala Salada
Salada y Saladeta son dos de las calas más concurridas de la isla. Foto: Sergio Lara.

Para Belén Rueda, "Menorca es un destino maravilloso, porque lo reúne todo: es una isla muy discreta, tranquila, y tiene unos restaurantes perdidos por ahí, de esos en los que ni el GPS te sabe llevar, en los que se come muy bien", desvela la actriz madrileña. La cantante Luz Casal descubrió la isla en plena gira, cuando tuvo que viajar allí para dar varios de sus conciertos. "Es un paraíso: recomiendo hacer El Camino de los Caballos, una ruta que da la vuelta a la isla pasando por playas maravillosas y zonas de interior que merecen mucho la pena.

De todos los paisajes de la isla, hay uno en particular, el de la cala Pregonda, que deja con la boca abierta al actor Adrián Lastra. "Se encuentra al norte de la isla y hay que caminar unos 35 minutos desde Fornells hasta llegar a ella. Cuando la vi me quedé boquiabierto porque no hay casi nadie y es preciosa".

Menorca. Cala Pregonda.
La Cala Pregonda, en Mallorca. Foto: Shutterstock.

Por su parte, José Corbacho disfruta cogiendo el coche y perdiéndose en las carreteras de la isla. "Siempre hablo en general de las islas porque si no se enfadan. Me gustan todas, aunque es verdad que me siento más menorquín que otra cosa porque mi mujer nació allí. Además Menorca cuenta con toda una infraestructura que creó un gobernador inglés en el siglo XVIII, Kane, y uno de los tramos que se conserva es El Camino d'en Kane, un paisaje rural precioso que cruza la isla y que puedes hacer en coche para perderte y desconectar", comenta el humorista.

Para nadar o para practicar cualquier deporte acuático, Formentera es el paraíso. Foto: Alfredo Cáliz.

Carlos Sadness es otro fanático de las Baleares. "Siempre intento ir a Menorca. Un lugar paradisíaco, que tiene mucho encanto y en el que cualquier playa es una súper playa. La playa de Cavallería, en la que la gente se unta de barro. Tiene un atardecer muy especial, con el reflejo del sol en el agua y un punto bohemio o hippie mágico", explica el cantante y compositor barcelonés.

De Menorca saltamos a Formentera, donde Silvia Abril enciende la radio de su coche para recorrer una de sus rutas favoritas: "la antigua carretera que lleva hasta San Francesc, un poquito antes de El Pilar de la Mola,  conocido como el antiguo camino de la Mola. Me encanta recorrerlo porque es un caminito de arena, con árboles a los lados, el mar muy cerca, casas de payeses, higueras, ovejas...".

Playas de Formentera: Cala Saona (playa y chiringuito)
Cala Saona, en Formentera, cuenta con un pequeño chiringuito y dos restaurantes a pie de arena. Foto: Alfredo Cáliz.

La actriz Marta Hazas es otra loca enamorada de esta isla. "Era un sitio con el que en principio no tenía muchas expectativas y me encontré un paraíso. Hay gente que se va al Caribe en busca del color turquesa del mar y resulta que lo tenemos ahí al lado. Me enamoré de Cala Saona, de sus embarcaderos de madera y esos acantilados como de cuento. Además, siempre que voy, cae una caldereta de langosta", dice risueña. Y para llenar el estómago, Kike Sarasola propone el chiringuito 'Beso Beach': "comes fantásticamente bien y el dueño, Miguel Sancho, es una persona que te hace la vida agradable, el trato con los camareros es maravilloso y está a pie de playa con un agua maravillosa, me encanta ir". 

Cala Cranc (Mallorca): pareja Matías y Natalia
Cala Cranc, en Mallorca, el mejor escenario para divagar sobre el futuro. Foto: Javier Fernández Ortega.

Formentera es también el destino romántio de Raúl Fernández de Pablo. "Es uno de los viajes que recuerdo con más cariño. Me fui con mi chica una semana, no llevábamos mucho tiempo saliendo y era la primera vez que íbamos los dos a Formentera. Me enamoré de todo, de mi chica, del lugar, del momento. Disfrutar y descubrir que tenemos un paraíso tan cercano, la gastronomía, el clima.. todo!". Un destino cuyas "aguas azules, calma absoluta y pequeñas calas perdidas" hiptonizan a cantautor y poeta Marwan.

cala deia ruta tramuntana
Cala Deià, en la ruta Deià-Sóller, en plena Sierra de Tramuntana. Foto: Sergio Lara

Daniel Monzón rodó íntegramente La caja Kovak en Mallorca. "Para mí es un plató maravilloso, es mi isla natal –nació en Palma– y creo que tiene de todo: la sierra de Tramuntana, que es mágica, maravillosa y tiene paisajes marítimos de todo tipo: serenos, agrestes, más salvajes… También hay zonas urbanas muy modernas y muy degradadas, monumentos maravillosos como la catedral, el barrio antiguo...", dice orgulloso el director de cine. Y añade "si los de Juego de Tronos se enteran de que existe el Castillo de Bellver ya te digo que se van para allá. Es un escenario único en el que rodar una película".

Vista aérea del castillo de Bellver. Foto: Shutterstock
Vista aérea del castillo de Bellver. Foto: Shutterstock

Sin salirnos de la mayor isla del archipiélago, Boris Izaguirre propone la playa de Formentor para perderse entre las páginas de un buen libro; Maika Makovski nos descubre Bañalbufa, "un pueblecito del norte de la isla, donde la costa es muy escarpada y muy salvaje. Es maravilloso y no es especialmente turístico"; y Martin Klein nos anima a dormir en 'Portixol', "un hotelito precioso de los años 70 que lo han rehabilitado unos suecos ¡con el gusto que tienen los suecos!".

Hotel 'Portixol' Mallorca
'Portixol', el hotel al que siempre vuelve Martin Klein. Foto: Portixol.

Y hablando de hoteles, el 'Formentor' es el preferido de Máximo Huerta. "En él han estado grandes de la literatura, de la monarquía y del cine. Está al norte de la isla, más arriba de Pollença. Es un sueño de un loco que le gustaba recibir mucha gente y, al final, decidió convertir su casa en un hotel. Allí pasaron la luna de miel Grace Kelly y Rainiero, han estado Charles Chaplin, el Dalai Lama, presidentes del Gobierno. También, por ejemplo, Mario Vargas Llosa ha escrito allí novelas. Además, estuvo Winston Churchill. Es un hotel tranquilo con una playa hermosa. Tiene la elegancia de lo que llaman la Old School, esos edificios clásicos... Es una belleza de paisaje", concluye.

El mirador de Las Puertas del Cielo (Ibiza)
El mirador de Las Puertas del Cielo (Ibiza). Foto: Sergio Lara.