Restaurante 'L’Aliança 1919' (Anglès, Girona)

Las mil vidas de 'L’Aliança'

Alex y Cristina Restaurante L'Aliança
Cristina, tercera generación de Feliu, y Álex comandan el restaurante 'L'Aliança 1919' en el siglo XXI.

Al mando de este restaurante centenario está la tercera generación de Feliu, Cristina, quien ha dado nueva vida al resiliente establecimiento. Con el mismo esfuerzo que emplearon sus abuelos al regentar el bar del Sindicato Alianza Agrícola de Anglès, la nieta aplica la sabiduría familiar en el restaurante 'L’Aliança 1919' de hoy en día.

Hace 15 años, aproximadamente, tuve la chiripa de caer en 'L’Aliança 1919', un restaurante del que no sabía apenas nada. Recuerdo la experiencia con deslumbramiento: la atmósfera del local, anclada en el pasado; el exquisito servicio, próximo y afable; la cocina afrancesada, confortable y clásica. No sabía entonces que estaba siendo testigo de la segunda o tercera vida de este restaurante –ni que tres lustros después atestiguaría su enésima reencarnación–.

Trilogía champiñón Restaurante L'Aliança
El segundo pase consta de una trilogía de champiñón que indica la calidad gastronómica de 'L'Aliança'.

A principios de los años 50 del pasado siglo, Adela Martí y Lluís Feliu decidieron abrir un bar de pueblo en la planta baja de 'L’Aliança', un edificio que funcionaba a modo de sede del sindicato agrícola local: en las plantas superiores había despachos donde los payeses y los pescadores del río Ter se reunían para discutir sus intereses comerciales.

Sala Restaurante L'Aliança
El vínculo de 'L'Aliança' con la cocina comienza a mediados de los años 50 con Adela Martí y Lluís Feliu.

Entre billares, calamares a la romana, futbolines, vermús a la salida de la iglesia y máquinas del millón, los hijos de la casa fueron interiorizando la hostelería y unos cuarenta años más tarde, en los 90, los hermanos Josep Maria y Lluís junior ampliaron el negocio de sus padres abriendo una pequeña sala que atendían a modo de restaurante. Entonces, daban un servicio basado en conservas y charcutería de calidad y algún que otro plato sencillo pero sin pretensión gastronómica.

Entrantes Restaurante L'Aliança
El primer pase del Menú Tradició homenajea el vermú mediterráneo.

Nueva vida con el cambio de milenio

Los hermanos cerraron el bar de sus padres con el cambio de milenio y a partir de ahí se entregaron a la alta gastronomía –Josep Maria en la sala y Lluís en la cocina– en todo el espacio de 'L’Aliança'. Esta es la etapa que por casualidad pude disfrutar. En aquella época, este restaurante se convirtió en un destino gourmet del interior de Girona, donde se iba a disfrutar de una cocina con evidente influencia de los últimos coletazos de la Nouvelle Cuisine y del enorme Santi Santamaría.

Mosaico sala Restaurante L'Aliança
El servicio en sala, próximo y bien informado de Cristina muestra el legado hostelero de la familia.

La historia se truncó en 2013 cuando Lluís murió y los fogones se apagaron durante un año, tiempo que Cristina y Marina, las hijas de Lluís y sobrinas de Josep Maria, emplearon para tomar aire, acumular fuerzas y reinventar el local. Ellas optaron por recuperar el espíritu popular que sembraron sus abuelos, apostando por el espíritu informal y festivo de las tapas y los aperitivos en condiciones. Pero este establecimiento es como una cebolla, tiene capas.

Filete jurel Restaurante L'Aliança
El primer plato consiste en un filete de jurel acompañado de crema de piñones y encurtidos marinos.

En 2018, Alex Carrera, ex 'Celler de Can Roca' y pareja de Cristina Feliu, llega al restaurante con la intención de retomar el brillo extinguido con la muerte de Lluís. En esta nueva vida, Alex en la cocina y Cristina en la sala, forman un tándem que me recordó a lo sucedido en mi primera visita. La cocina es contemporánea y elegante, el servicio es próximo e informado y se ofrece una bien pertrechada carta de vinos.

Sopa Cebolla Restaurante L'Aliança
La sopa de cebolla se sirve con huevo ecológico, parmesano líquido y crema de coliflor.

La restauración inteligente

La casa ofrece dos menús degustación y carta y, el día de la visita que genera esta crónica, opto por el Menú Tradició (60 euros), que contiene los platos más emblemáticos del restaurante. Los dos primeros pases homenajean al vermú con olivas líquidas, airbag de mejillones escabechados, bomba del perol y una curiosa, rica en umami y muy acertada, trilogía dedicada al champiñón. Son seis bocaditos que anticipan un menú en el que se sucederán cuatro platos centrales.

L'Aliança, Álex y Cristina en el exterior del restaurante.
El tándem formado por Álex y Cristina mantiene vivo el espíritu familiar de 'L'Aliança'.

El primero es un delicioso filete de jurel marinado acompañado de una sopa fría de piñones tostados y encurtidos marinos. Le sigue una sopa de cebolla con crema de coliflor, huevo ecológico a baja temperatura y parmesano líquido. Ambos platos suben de nivel ingredientes humildes, práctica característica de una restauración inteligente.

Costilla Restaurante L'Aliança
La raza bovina elegida por Álex para su costilla deshuesada es la Black Angus.

El tercero de los platos centrales es un rape con crema de jamón ibérico, guisantes del Maresme y huevas de trucha. Se trata de un plato armonioso y sin sobresaltos, que sirve de transición a la muy acertada revisión del fricandó, guiso de la cocina tradicional catalana a base de carne y setas, que el cocinero elabora con costilla de black Angus deshuesada y cocinada a baja temperatura, glaseada con la salsa tradicional y refrescada con una declinación de nabo en tres formas. La degustación termina con dos pases dulces: un refrescante sorbete de bergamota con aguacate, yogur y manzana verde, y un milhojas de té lapsang con un largo y envolvente aroma ahumado.

Postre Restaurante L'Aliança
El postre de dos pases dulces; uno de ellos, este milhojas de té 'lapsang'.

En la ejecución de los platos y de la sala percibo la intención de continuar con el legado de los hermanos Feliu, padre y tío de Cristina, y de contextualizar las recetas en la actualidad, técnicamente, pero sin perder el sentido de lugar ni de sabor: la vida actual de 'L’Aliança 1919' es la prudente y cariñosa evolución de todas las anteriores, pero se atisba un futuro ambicioso y prometedor.

'L'ALIANÇA 1919' - Jacint Verdager, 3. Anglès, Girona. Tel. 972 42 01 56.
Terraza Restaurante L'Aliança
La terraza invita a disfrutar del aire del interior de Girona.

Localidad

Anglès

Localidad

Anglès