Cocinando en casa de Roberto Martínez ('Tripea'): Arroz con alitas de pollo deshuesadas

Un arroz para fans de las alitas de pollo

Roberto Martínez, del restaurante 'Tripea' de Madrid, elabora para Guía Repsol una receta de arroz muy personal que culmina con unas alitas de pollo marcadas y deshuesadas. El secreto: hacer un sofrito casero bañado con el aceite que sueltan las propias alitas. Casi se huele a través de la pantalla...

Arroz con alitas de pollo deshuesadas

  • 1 cebolla pequeña o mediana
  • 1 cucharadita de gengibre rallado
  • 1 cucharadita de pimentón agridulce
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pimiento choricero
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 puerro
  • 1 Tomate mediano-grande
  • 2 dientes de ajo
  • 5-6 alitas de pollo deshuesadas
  • 90-100 gr arroz bomba
  • Aceite de oliva
  • Caldo de pollo (3-4 veces más que cantidad de arroz)

 

ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será marcar en una sartén con un poquito de aceite las alitas de pollo, así nos dejarán todo el sabor en el sofrito. Las marcamos por los dos lados a fuego fuerte para que no se cocinen demasiado. Nos interesa que suelten la grasa. Para el sofrito picamos bien todas las verduras y al tomate le quitamos las pepitas. Aprovechamos para triturarlo con la batidora y utilizarlo en la elaboración del sofrito. En la misma sartén donde hemos marcado el pollo y con el aceite de este, empezamos a echar las verduras. Primero el ajo, el jengibre y agregamos el puerro y después la cebolla. Añadimos en último lugar una cucharadita de pimentón agridulce (al gusto) y una pizca de azafrán.

Removemos bien el sofrito para que se mezclen sabores y nada quede crudo. Y en último lugar echamos la carne del pimiento choricero, una hojitas de laurel y la pasta del tomate triturado. Lo dejamos mínimo diez minutos para que se incorporen bien todos los sabores y se quede como una 'pasta'. Mientras el sofrito se va haciendo, ponemos el caldo de pollo a calentar.

En la paellera preparamos el arroz. Primero ponemos el sofrito en la paellera y añadimos el arroz, para que se marque un poquito con el sofrito. Una vez marcado extendemos el arroz por la paellera para que quede planito. Incorporamos el caldo al arroz y subimos la potencia del fuego. Es muy importante qué cantidad de caldo se utiliza, en general 3-4 veces más de caldo que de arroz.

El caldo hay que añadirlo al arroz bien caliente. Es muy importante durante la cocción del arroz que no se mueva. Dejar que el arroz se haga alrededor de 15 minutos. Se puede dejar un poco de caldo aparte, por si es necesario añadir más. Unos minutos antes de apagar el arroz distribuimos por encima las alitas de pollo y dejamos, al gusto, que se haga un poquito de socarrat.