Cuevas de Arrikrutz

Oñati (Gipuzkoa/Guipúzcoa)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Provistos de casco y luces, que nos proporcionan a la entrada, y de ropa de abrigo que tendremos que llevar nosotros porque, independientemente de la época del año, la temperatura siempre es de diez grados, nos adentramos en una de las grutas más extensas de Guipuzcoa, esculpida por el agua a través de los siglos: las cuevas de Oñati-Arrikrutz, situadas en las proximidades del Santuario de Aránzazu, en el parque natural Aizkorri-Aratz.

Las explicaciones del guía y de un sistema (especialmente diseñado para los niños) que utiliza una grabación con la voz de un abuelo contando historias de su juventud a su nieta pequeña, nos van adentrando, a través de un recorrido de un kilómetro por la Galería 53. En ella descubriremos animales cavernarios, estalactitas, estalagmitas, ríos subterráneos, pequeñas cascadas... A destacar el esqueleto completo de un león cavernario de hace 35.000 años (único en la península) y un impresionante yacimiento de osos. Diversas reproducciones nos informan que en las cuevas de Oñati también vivieron hienas, rinocerontes e, incluso, ciervos cavernarios. Si quiere sentirse aventurero por un día puede optar por la visita especial de espeleoturismo, para mayores de 18 años. La duración es de tres horas y media.

Localización

CUEVAS ARRIKRUTZ-OÑATIKO KOBAK, Oñate, España