A lo largo de la Historia, la mujer ha estado siempre relegada a las tareas domésticas y familiares, siendo necesariamente el soporte de sus familias y maridos. En las festividades de las Cruces de Mayo, las lebrijanas dan muestra de su poder con un acto simbólico: embellecen las cruces con flores y guirnaldas y cantan y bailan por las calles. No en vano, el nombre del mes de mayo proviene de la diosa Maia, divinidad que representa la fertilidad y los atributos femeninos, que afortunadamente hoy se extienden más allá del aspecto de tener o no hijos. Las mujeres de Lebrija celebran así los primeros fines de semana de mayo, obsequiando con las colchas y macetas de su casa, como símbolo de todo lo que aportan a la sociedad.

Contacto

Localización

Plaza España, 1, 41740 Lebrija, Sevilla