La patrona de Tarifa, la Virgen de la Luz, es una virgen guapetona, con cara de campo y que vive en el campo, en un santuario del que solo sale en septiembre para visitar Tarifa en fiestas, escoltada por más de 2.000 caballistas. 

La feria de Tarifa es un homenaje a la estética del caballo y a la Andalucía del interior. Es el momento en que los tarifeños se reencuentran después de la dispersión veraniega, como si volvieran a pasar lista antes de afrontar el nuevo otoño tras el éxodo de la masa turística.

Sin embargo, esta es una feria muy inclusiva, y cada vez más guiris disfrutan de esta inmersión en la esencia tarifeña, a ritmo de las inevitables sevillanas, el 'chacarrá' (baile autóctono) y los bisbalismos de la orquesta de turno. Entre las casetas, hay algunas decanas como la de 'Kui Chan', especializada en codornices a la plancha directamente desde el Pirineo aragonés. Tienen la grandeza de las cosas sencillas: crujientes, saladitas, deliciosas... 

Localización

Tarifa