{{title}}
{{buttonText}}

Feria Modernista de Terrassa

Terrassa, Barcelona

Compartir

Por delante de la masía Freixa cruza sonriente una mujer. Luce falda tobillera y blusa abotonada hasta el cuello con más puntillas que un mantel de encaje holandés. En la mano derecha, enguantada, lleva un paraguas blanco, y, cubriéndole la cabeza, un sombrero ancho, igualmente inmaculado. Es Núria, vecina de toda la vida de aquí, de Terrassa, igual que las niñas que la siguen unos pasos por detrás con ropas que son una variación sobre el mismo tema. Cruzando el parque, en un puesto improvisado, despacha dulces y vino Manel, tu vecino del tercero, que apenas disimula los coloretes de las mejillas detrás de un mostacho de fieltro y un pañuelo enorme al cuello. Llegando a la Rambla d’Ègara el gentío se multiplica, y ya no tienes ni tiempo de fijarte en ese carnaval de ropas que se ha apoderado de la ciudad. En todo caso, en las de dos enormes figuras que destacan por sacar varios metros de altura a las demás. Bueno, por eso y por sus caras hechas de cartón piedra y sonrisa congelada.

Pero no te paras a seguir a los muñecos gigantes, porque si lo haces te perderás el espectáculo delante del Gran Casino, y el baile popular en la plaza, y la torre humana de los minyons, los castellers locales, y la demostración de herradores de caballos, y la linterna mágica, y el torneo de hockey programado cerca, o la actuación de jazz que viene a continuación… La Feria Modernista solo lleva celebrándose desde 2003 pero ha calado entre la gente en Terrassa como si llevara aquí toda la vida. La idea era reciclar la tradición medieval de la feria de primavera pero homenajeando al modernismo industrial que marca el carácter de la ciudad. Vale, puede que el Concurso de Instagram sea un pequeño anacronismo, pero qué demonios, ¿no era renovación lo que clamaban los modernistas?

Contacto

Localización

Raval de Montserrat, 14, 08221 Terrassa, Barcelona