Albiztur

Albiztur

Información turística: 943654426

http://www.albiztur.eus/es/

Esta pequeña localidad guipuzcoana, localidada en la comarca de Tolosaldea, está situada en un precioso valle a los pies del Ernio (1078 m). Albiztur está conformado por múltiples caseríos, tanto en el casco urbano como en los alrededores, algunos de ellos con claras reminiscencias medievales, convirtiéndose en historia viva de la arquitectura típica de la zona. También existen caseríos con elementos particulares que los hacen únicos, como la Casa Oria, antigua confitería que aún mantiene piedras para moler cacao y chocolate.

Destacan, además, sus restos de tipo militar. Ejemplo de ello es la fortaleza de Intxur con vestigios que datan de la Edad de Bronce y calificado como Bien Cultural. La Fortaleza de Mendikute, por su parte, es la primera fortificación medieval documentada en Gipuzkoa.

La ermita de San Gregorio (s. XVI) y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XVI), de estilo barroco, son los elementos más sobresalientes del patrimonio cultural religioso de Albiztur, pero no los únicos. La pequeña ermita de Santa Marina de Argisain, que conserva una portada románica y restos del templo anterior, se sitúa en un cruce de caminos y es un hito del Camino de Santiago. Además, quienes se animen a subir hasta la cima del Ernio descubrirán que su cumbre está plagada de multitud de cruces en recuerdo de diferentes promesas. Entre ellas, destaca un calvario de viejas cruces de las que cuelgan varios aros y cuadrados de hierro que, según cuenta la leyenda, tienen el poder de sanar a quienes pasen por ellos.

El entorno natural es, de hecho, otro de los grandes atractivos de Albiztur. En sus alrededores hay excelentes rutas para practicar senderismo y en uno de sus bosques se encuentra el Abeto Douglas, plantado en 1920. Con sus 55 m de altura (más alto que un edificio de 15 pisos), es el árbol más alto de Gipuzkoa. En las rutas por los alrededores de Albiztur también puede disfrutarse de fenómenos naturales como lapiaces -emergencia de piedras calizas en el terreno-; dolinas,  peñascales o cuevas, como la de Mendikute.

Por último, es de mención obligada la deliciosa gastronomía local, especialmente las alubias rojas de Albiztur, que pueden degustarse, con sus sacramentos -berza, costilla de cerdo, morcilla,tocino y piperras- en cualquiera de los excelentes restaurantes del pueblo.

Cuenta la leyenda que los vecinos de Albiztur tenían pensado construir un templo dedicado a Santa Marina en otro lugar. Sin embargo, cada noche los materiales de obra desaparecían del lugar elegido y aparecían en el punto en el que finalmente se erigió la ermita de Santa Marina de Argisain. Además, este templo guarda en su interior una imagen de S. Ignacio de Loyola sin barba.