Arenys de Munt

Cerezas y encaje de bolillos en el Maresme

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La vida cotidiana y festiva de esta localidad del interior del Maresme se centra en la bonita Riera que atraviesa la población. Es una de las pocas de la comarca que conserva su suelo arenoso y disfruta de la sombra tupida que le procuran los grandes plátanos que la flaquean. La historia de Arenys de Munt se narra a través de sus edificios más significativos, como son la Iglesia de Sant Martí d’Arenys, del siglo XVI, de estilo gótico tardío con elementos renacentistas, la ermita del siglo XVI de Santa Cecília de Torrentbò y la Ermita de Remei.

En el centro también llaman la atención dos masías fortificadas de los siglos XVI y XVII con sus torres de defensa, Can Bellsolell de la Torre y Can Maiol de la Torre. Desde las montañas en las que se asienta Arenys de Munt se contempla la franja azul del Mediterráneo. Muy cerca se halla el Parc Natural del Montnegre-Corredor, un vergel de bosques repletos de setas en otoño. Pero el producto estrella de esta población es la apreciada cereza autóctona, la cirera de’n Roca, base de muchos platos locales y protagonista de una feria que se celebra en junio. Otra de las actividades que ha dado fama a la localidad es el encaje de bolillos (puntes de coixí), una tradición que perdura desde el siglo XVIII.

Contacto

Localización