{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Cistella

Una iglesia, un santuario y un castillo

Compartir

No todos los pueblos de Cataluña de menos de 500 habitantes, los denominados pequeños municipios, pueden presumir de un patrimonio arquitectónico y religioso tan bien resuelto como el de Cistella.

La iglesia de Santa María (s. XI) fue reconstruida en el siglo XVII aunque se respetó la fachada románica. Está situada en el centro del pueblo y consta de una sola nave con tres capillas laterales a cada banda.

A pocos kilómetros del casco urbano se encuentra el santuario de Nuestra Señora de Vida (s. XVII), una ermita de obra popular desde la que se disfruta de una amplia vista del pueblo de Cistella y de la plana ampurdanesa.

Completa el tríptico arquitectónico el castillo de Cistella, ubicado en la carretera que lleva hacia Vilarig, actualmente una masía privada que aún conserva la estructura de palacio gótico fortificado del siglo XIV.

Contacto

Localización