{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Collsuspina

Parada y fonda en el Camí Ral

Compartir

Rodeada de bosques y montañas y a una altitud de 900 metros, Collsuspina tiene un entorno privilegiado, complemento perfecto a su bonito y ordenado casco antiguo. Un paseo por sus calles transporta a la Cataluña interior del siglo XVIII, cuando viajeros y comerciantes surcaban caminos y necesitaban lugares para hacer sus paradas. Fue entonces cuando nació esta localidad de la Comarca del Moianès, con la construcción de varios hostales que dotaban de descanso y víveres en el Cami Ral. Una de las excursiones ineludibles en el municipio es la que lleva a la iglesia y al mirador de Sant Cugat de Gavadons, desde donde se contempla una panorámica excepcional de la Plana de Vic, el macizo del Montseny y los Pirineos orientales.

Contacto