{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Espinoso del Rey

La belleza de la plaza de España

Compartir

Cuentan en Espinoso del Rey que la plaza de España ha sido siempre punto de encuentro, lugar de tradiciones, procesiones y bailes, espacio para la charla y el paseo. Allí se construyó la primera fuente del pueblo, en 1881, con abrevadero para ganado, y allí se mantuvo hasta la reforma de 1961. Entonces se convirtió en la preciosa plaza ajardinada que es hoy, con árboles, setos, bancos y una fuente de cuatro caños con los escudos locales y provinciales. Alrededor, el Ayuntamiento y la iglesia, el monumento más importante del pueblo. El señorial aspecto exterior se debe a las varias reformas realizadas en diferentes épocas, aunque la forma definitiva la tomó en el siglo XVI. En los últimos años se terminó de construir la torre-campanario, derribada a principios del siglo XX.

A lo largo del casco de Espinoso el visitante puede admirar las viviendas de estilo neomudéjar, que usan el ladrillo para enmarcar sus ventanas, muros, aleros e impostas. Normalmente tienen dos plantas y una balconada en el superior. Durante el paseo por las calles puede buscarse la plaza de Felipe II, allí se conserva el monumento más antiguo de la localidad: el rollo de justicia, erigido en el siglo XVI cuando Espinoso se hizo Villa. Y también de interés resulta el lavadero municipal, construido en 1904 y reformado en 2007. Luego, a 300 metros del casco urbano, se levanta la ermita de Nuestra Señora de los Remedios (siglo XVII).

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos

Localización