{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Frumales

Invasión de olmas

Compartir

Un antiguo carro restaurado en la calle Carretera, a la entrada de Frumales, recibe al visitante. Un puente une los dos lados de su casco urbano, donde se encuentra la iglesia románica de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XIII). El esqueleto de un inmenso tronco de una olma centenaria ya desaparecida preside la entrada al templo. Es un árbol muy conocido y querido entre los residentes de Frumales.

La mayoría de la población es de edad avanzada. En la calle Prado se puede encontrar el tronco de otra vieja olma. Es frecuente toparse con troncos de este árbol por las calles del pueblo.

El arroyo Cerquilla, afluente del río Cega, está tomado por la vegetación y rodea algunos antiguos lavaderos. El ayuntamiento, construido entre finales del siglo XIX y principios del XX, cuenta con un reloj en su fachada principal, campanario y pararrayos. En la calle Molino, las viviendas son de colores llamativos, seguro que no pasarán desapercibidas para los viajeros.

Contacto