{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Fuenterrebollo

Un pueblo de pinares vinculado a la madera

Compartir

Fuenterrebollo siempre ha estado ligado a la madera. Sus pinares y un extenso valle de robles han ayudado al desarrollo de carpinterías, fábricas de muebles, aserraderos o resineros. Tiene hasta una gran escultura de una sierra verde en uno de sus parques como homenaje. Sus vecinos también se han dedicado tradicionalmente a la agricultura y a la ganadería. Antaño hubo una treintena de fuentes que con el paso del tiempo se han ido secando.

Un elemento característico de Fuenterrebollo, rodeado de un entorno natural privilegiado, son sus lagunas y las hoces del río Duratón. De su gastronomía, aparte del asado de cordero lechal, hay que degustar los hongos y las setas cocinadas de manera tradicional.

La iglesia barroca de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVIII, es el orgullo del pueblo, muy devoto. La ermita de San Roque quedó en ruinas y fue reconstruida. El Museo Etnológico Los Lavaderos expone los utensilios que utilizaban los residentes en la labranza y así recuerda los oficios y los modos de vida tradicionales.

Contacto