{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Gallifa

Trial en uno de los rincones más tranquilos de Cataluña

Compartir

Gallifa cuenta entre su patrimonio histórico-artístico con las iglesias románicas de Sant Pere, Sant Feliu y de Santa María del Castell, así como con los restos de un castillo medieval situado sobre la montaña del Farell. Se trata de un enclave ideal para pasear y disfrutar de la naturaleza, ya que está situado en un valle natural entre la montaña de Sant Sadurní y el montículo del Castell. El pueblo, que no cuenta con más de 200 habitantes, está rodeado de masías, algunas de ellas de larga historia como la de los Sobregrau, documentada ya en el siglo XI. En el escudo del pueblo figura el gallo que le da nombre y cuya silueta se reproduce en las farolas que iluminan las calles.

Contacto