{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Lliçà de Vall

Excursión a la Iglesia de Sant Cristòfol

Compartir

El río Tenes dibuja la orografía de este municipio de población dispersa y un puñado de masías históricas enmarcadas en bellos paisajes. Aunque parte del término municipal está ocupado por zonas industriales debido a su proximidad con Granollers y Barcelona, Lliça de Vall conserva el aire rural y amable de antaño. En el centro de la población destaca Can Coll, una antigua casa fortificada que hoy alberga dependencias municipales formada por una torre de defensa cuadrada del siglo XVI rematada en uno de sus lados por una curiosa espadaña. Otro de los lugares de interés arquitectónico es la Iglesia de Sant Cristòfol, de origen románico, aunque no conserva ningún elemento de esa época. La génesis del nuevo templo se sitúa entre los siglos XVII y XVIII y se construyó en estilo renacentista y barroco. Por los alrededores del municipio se pueden visitar algunos neveros (pous de glaç) del siglo XVIII y se han encontrado restos de villas romanas.

Contacto