{{title}}
{{buttonText}}

Lloseta

Tradición, historia y naturaleza en las Baleares

Compartir

Lloseta, como tantos municipios de Mallorca, se asienta en la sierra de la Tramuntana, distribuyéndose la población entre la ladera y el valle, por lo que resulta un lugar ideal para disfrutar del entorno haciendo deporte. La localidad tiene historia propia. Sus habitantes siempre han trabajado duro; primero en la agricultura y, luego, en la industria. Ello ha propiciado la especialización en productos como las conocidas 'telas de lengua' (exóticas, propicias para tapicerías, cortinas, etcétera) o la repostería. Empero, la localidad guarda reliquias en forma de escultura como la Virgen del Cocó; y festividades, como la de su patrona, la Virgen María de Lloseta, que se celebra el 8 de septiembre.

Los hoteles rurales han sabido hacerse con las mejores villas, así que su visita es de dominio público. Se conservan noticias de restos prehistóricos, historias de romanos y hay huellas de vizcondes renacentistas. Las grandes historias nunca han dejado de lado a Lloseta.

Con esta gran tradición contrasta el modernísimo Teatro de Lloseta, un edificio construido ya en el siglo XXI, que aloja con frecuencia conciertos de las más importantes bandas del panorama musical español, además de otros muchos espectáculos.

La proximidad a la Sierra de la Tramuntana hace de Lloseta un lugar muy interesante para la práctica de rutas, tanto a pie como en bici, por la sierra. La ruta más clásica, la que tiene más ‘seguidores’, es la que llega hasta los Tossals Verds.

Contacto