{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Pont de Molins

En el curso del río Muga

Compartir

En el corazón de la comarca de l’Alt Empordà se ubica Pont de Molins, atravesado por el río Muga, uno de los más importantes de la zona y que sigue su curso de poniente a levante hasta desembocar en el Mediterráneo. Precisamente el rio es un buen punto de partida para una visita al municipio, concretamente en el puente viejo de Molins, con sus tres arcadas características y que une la parte nueva y el núcleo antiguo de la población.

En el núcleo antiguo hay que visitar la iglesia parroquial de San Sebastián (s. XVIII), edificio de planta rectangular, de una única nave con capillas laterales y ábside semicircular. Cerca del templo hay un pequeño núcleo de casas de los siglos XVII y XVIII.

Más allá del núcleo urbano, es recomendable visitar las ruinas del antiguo monasterio o canónica de Santa María de Roure. Aún se pueden distinguir su iglesia de estilo gótico y otros elementos del conjunto que se mantienen en pie. Tampoco al completo, pero de una gran importancia estratégica e histórica, el Castillo de Molins conserva la torre, fragmentos de murallas y los restos de su capilla románica.

El principal atractivo natural del municipio es el camino natural de la Muga, una ruta que sigue el curso natural del rio a lo largo de 40 kilómetros y que permite practicar actividades de ocio y deporte como el cicloturismo y el senderismo. En este camino se encuentran los hornos de cal, donde se quemaba leña para deshacer la piedra caliza, separando la cal del resto de impurezas.

Contacto