Saldes

A los pies del Pedraforca

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El municipio de Saldes, a los pies del pico Pedraforca (Berguedà), tiene una situación privilegiada rodeado de montañas y con la peculiar silueta del emblemático pico definiendo el horizonte. Del núcleo de Saldes parten numerosas excursiones que se acercan al Pedraforca y al valle del Gressolet y que atraviesan estos bellos parajes surcados por riachuelos y una amplia red de senderos. Una de las paradas ineludibles es la del castillo de Saldes, en el que recientemente se han realizado trabajos de consolidación. El elemento más espectacular es la base de la torre, con unas grandes aspilleras y una sala con vuelta de piedra apuntada. Cronológicamente, hay que situar la construcción de la fortaleza entre los siglos XI y XII, con reformas del XIX.

La iglesia del castillo, dedicada a Santa María, es un pequeño edificio de una sola nave en cuyo interior se guarda una reproducción de la talla románica de la Mare de Déu del Castell desaparecida durante la Guerra Civil.

Otro de los hitos del municipio es el santuario de Gressolet, elevado respecto del valle e inmerso en el gran bosque de abetos de Gressolet. El lugar está documentado desde el s. XIII, aunque de la estructura románica original de la iglesia no queda nada. En el mismo valle del Gressolet se observa el legado de los molinos, muchos abandonados y algunos todavía en funcionamiento como el de Les Flors y el de Maçaners. Además de la villa de Saldes, el término municipal comprende los núcleos de Espà, Feners (con restos de una gran casa fortificada medieval), Maçaners y Molers, donde se puede visitar el dolmen, testigo prehistórico en la zona.

Contacto

Localización