{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Antoni de Vilamajor

Parada y fonda del Camí Ral

Compartir

Junto a las estribaciones del Montseny, en la Comarca del Vallès Oriental, se encuentra este agradable pueblo barcelonés que empezó a crecer entre los siglos XVI y XVIII como lugar de parada y fonda del Camí Ral. Las construcciones más antiguas, de piedra y con dinteles, se sitúan en el Carrer Vell, donde destaca la Casa Massades. Del siglo XVII es Cal Perpunter, una gran masía integrada en el casco urbano que es la sede actual del Ayuntamiento.

Muy cerca se halla el gran Parque Can Sauleda, auténtico centro neurálgico que acoge todo tipo de encuentros y fiestas del municipio y que tiene a su alrededor casas importantes como la modernista Ca l’Eufil. Las ermitas de Sant Jaume de Rifà y la de Sant Lleïr aportan un toque románico al patrimonio del municipio, junto a la Iglesia de Sant Julià d’Alfou, con su bonita casa parroquial completamente restaurada.