{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Llorenç de la Muga

Encantador pueblo con recinto amurallado

Compartir

Nos encontramos ante uno de los pueblos más encantadores de l’Empordà, desconocido por el turismo de masas y muy tranquilo. En determinadas épocas del año es fácil oír únicamente las campanas y los pájaros, un ambiente bucólico acorde con un casco antiguo en muy buen estado de conservación donde destaca el recinto amurallado de los siglos XIV y XV. Este complejo comprende la muralla, tres portales de acceso y torres de vigilancia.

Sant Llorenç de la Muga se sitúa en el Alto Ampurdán, entre Figueras y la frontera con Francia, próximo a la Comarca de La Garrotxa. Por su orografía es ideal para aquellos visitantes que deseen explorar el entorno natural. En un paseo de poco más de veinte minutos es posible llegar hasta la Torre de Moros, desde donde se divisan unas vistas espectaculares sobre el valle del Río Muga y el pueblo de Sant Llorenç.

En el centro del pueblo destaca la Iglesia de Sant Llorenç de la Muga, un templo originariamente románico, de tres naves, y que posteriormente ha sufrido transformaciones, reformas y destrucciones parciales.