{{title}}

{{title}}
{{buttonText}}

Sant Quirze Safaja

Aupado sobre La Mola con vistas a los riscos de Bertí

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Sant Quirze Safaja es un pueblo atípico, ya que su pequeño núcleo urbano está formado por el Carrer Major y la iglesia parroquial, ambos situados sobre un acantilado de forma alargada llamado La Mola. La parroquia de Sant Quirze i Santa Julita, documentada en 1054, conserva el ábside románico y capillas de bóvedas ojivales construidas en el siglo XVII. El campanario, macizo y esbelto, data de 1677 y la portada es de estilo renacentista. En el interior guarda una antigua imagen de la Verge del Roser, de principios del siglo XVII, y una pila bautismal de finales del románico.

En el núcleo urbano destaca también la Pujada de Màrius Torres –poeta leridano que pasó largas estancias en Sant Quirze convaleciente de tuberculosis– en la que se han instalado una serie de placas con fragmentos de su obra poética. El entorno natural está dominado por extensas superficies boscosas atravesadas por varios torrentes y rieras y por el río Tenes. Junto a éste último se encuentra el Molí de Llobateres, de origen medieval, situado junto a una masía del siglo XVII.

Para culminar la visita nada mejor que subir hasta el Mirador de la Campana, desde donde se divisan los riscos de Bertí y el conjunto del Valle del Tenes. Por el camino hasta este elevado rellano natural se pasa por la Ermita de Bernils, considerada la joya arquitectónica del municipio. El templo conjuga diferentes estilos en perfecta armonía y su origen se sitúa en el año 1042, época de la que conserva el ábside con decoración externa de tipo lombardo. En su interior destacan el altar de cerámica presidido por una virgen de alabastro anterior a 1404 y la Capilla del Santísimo, realizada hacia el año 1860 con un bajorrelieve de la Piedad, de terracota, obra de Frederic Marès.

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos

Localización