{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Vicenç de Torelló

Grandes colonias textiles a orillas del río Ter

Compartir

A finales del siglo XIX dos importantísimas factorías textiles se instalaron a orillas del río Ter y alzaron sendas colonias consideradas como de las más grandes y modélicas de Cataluña. Las visitas a la Colonia Borgonyà permiten conocer la esencia de la vida cotidiana en un entorno que siguió las directrices del urbanismo norteeuropeo con viviendas unifamiliares con patio delantero y salida posterior, jerarquía social bien delimitada y una racional distribución de edificios públicos y de servicios rodeados de un cuidado ajardinamiento.

Este conjunto fabril se construyó en 1895 y era conocido como 'Els anglesos', dado el origen británico de sus fundadores. Constaba de iglesia, escuelas para ambos sexos, cooperativa, hermandad de asistencia, casino, teatro-cine, campos de deportes, fonda, barbería, apeadero del ferrocarril, oficina de correos y cementerio. En los años veinte se añadieron un jardín de infancia y los servicios permanentes de un médico y una farmacia propias.

El origen de la población de Sant Vicenç se debe al Castillo dels Torelló, fechado en el siglo VII y aupado en un monte a 781 metros de altitud. Se accede a pie a través de un sendero y desde lo alto de la colina puede admirarse el bello paisaje del Valle del Ges. Pero la visita a Sant Vicenç de Torelló no sería completa sin pasar por la hermosa iglesia románica del siglo XI, con campanario del siglo XII y finalmente modificada en el siglo XX bajo preceptos novecentistas.