{{title}}
{{buttonText}}

El pueblo de Santes Creus, formado básicamente por su famoso monasterio, originó con un grupo de 13 familias, que en el año 1843, pasada la etapa revolucionaria, instalaron en las casas de los monjes jubilados.

Fue declarado Monumento Nacional en el año 1921. En 1931 se creó el primer Patronato de Santes Creus. La iniciativa quedó truncada por la Guerra Civil. El año 1943, Santes Creus fue devuelto a la Comisión de Monumentos hasta que en 1951 se creó un nuevo Patronato, organismo que continúa actualmente bajo el patrocinio de la Generalitat, que se ha convertido en propietaria por traspaso del Estado español.

Esta abadía cisterciense, es el único monasterio incluido en la Ruta del Císter en el que no existe vida monástica.