Vejer de la Frontera

El mirador del Sur

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Como todo esfuerzo tiene su recompensa, la prueba de automovilismo que implica subir por sus empinadas calles tiene en la cima su premio, uno de los pueblos más bonitos de España. Un título que se confirma cuando se empieza a recorrer a pie y nos dejamos iluminar por Vejer de la Frontera. Es un deleite mirar desde cualquier rincón hacia fuera o mirarlo con detalle, encuadrarlo, olerlo y recrearse en él; mirarnos dentro y sentir todas las alegrías que entran por los ojos, porque Vejer, asentado sobre un cerro, es el mirador del sur.
Desde la pequeña plazoleta de La Cobijada (el nombre le viene por la escultura que nos da la bienvenida: una mujer ataviada con la vestimenta típica, cubierta entera por el manto o cobija, y dejando sólo un ojo al descubierto) obtenemos una buena panorámica de la expansión del pueblo. Descendiendo por la cuesta de casas blancas con rejas de hierro y estrechas calles empedradas, nos topamos con el casco antiguo, donde encontramos el barrio de la Judería y las primeras huellas de la muralla, que resiste en arcos como el de Puerta Cerrada, así como el Castillo de Vejer. En el recinto intramuros también nos esperan la grandiosa Iglesia del Divino Salvador o el Convento de las Monjas Concepcionistas, al lado de su calle más popular, Arco de las Monjas. Nos gusta imaginar historias o amoríos cuando penetramos al interior del hermoso patio andaluz de la Casa del Mayorazgo o nos gusta fabular por el medievo al admirar el palacio del Marqués de Tamarón. Al cruzar la Puerta de la Villa aparece ante nosotros la Plaza de España, con su colorida fuente llena de ranitas y sus terrazas, lugar idóneo para degustar un atún encebollado o lomo en manteca. No es de extrañar el reconocimiento de monumento histórico artístico que tiene Vejer, que cobra vida y más color por Carnaval y es pura magia en la Noche de las Velas. Tanto como su playa, El Palmar, donde aire, agua y tierra se conectan en perfecta armonía; y el hilo invisible que las recorre es la luz. Y Vejer es luz, belleza y sur.

Contacto

Localización