Vilallonga de Ter

El paraíso de las setas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El Ripollès es una de las comarcas más prolíficas en setas de toda Cataluña. El clima mediterráneo de montaña mantiene un régimen de lluvias abundantes y continuadas a lo largo del año que son ideales para la aparición de todo tipo de hongos, algunos de los cuales son muy apreciados por su exquisitez gastronómica. El otoño es la mejor época para su búsqueda, cuando los bosques de Vilallonga de Ter se convierten en el paraíso de los denominados boletaires, cazadores en busca de un sueño.

El paisaje es el sello distintivo y el principal atractivo de Vilallonga de Ter. Ubicado en el Valle de Camprodon, a unos mil metros de altura, combina bosques de pinos y robledales con prados para el pasto ganadero, un entorno natural magnífico que alcanza cotas de gran belleza durante el otoño por la inmensa variedad cromática de la vegetación.

La Iglesia Parroquial de Sant Martí (siglo XII) es de tipo románico y ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de su historia. Vilallonga de Ter alberga dos centrales hidroeléctricas, una de las cuales tiene una historia importante ya que data de principios del siglo XX. Se trata de la central de Brutau, un edificio rectangular con muros de piedra que en su interior esconde elementos modernistas muy interesantes.

Contacto

Localización