{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vilamacolum

Pueblo con una ruta literaria muy especial

Compartir

Situado en el llano ampurdanés, en la parte izquierda del río Fluvià –uno de los más importantes de la comarca–, el municipio de Vilamacolum vive absorto en una morosa tranquilidad, ajeno a todo ruido. A veinte kilómetros de Figueres, capital comarcal y principal núcleo cultural, comercial y turístico de la zona, y a poca distancia del litoral, es un lugar perfecto para tomar aire y disfrutar de un paisaje de una gran riqueza natural, conectado con el Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà, el segundo más importante de Cataluña.

Es recomendable seguir la ruta literaria de Maria Àngels Anglada, que vinculó su universo literario al geográfico mediante unos textos que permiten conocer más a fondo el parque, unos humedales de una gran biodiversidad ecológica, y muy concretamente el espacio de Les Closes, terrenos que hace siglos estaban cubiertos por el mar, pero que posteriormente se secaron y se convirtieron en espacios idóneos para el pasto y el conreo.

En el núcleo urbano se encuentra la Iglesia de Santa María (siglo XI), un edificio de una sola nave y ábside semicircular al que se le añadieron dos capillas laterales.

Contacto