{{title}}
{{buttonText}}

Villacañas

Excavado por la Historia

Compartir

Un paseo por la historia temprana de Villacañas permite al visitante encontrarse con una misteriosa ciudad subterránea: los Silos. Estos huecos bajo tierra eran excavados por los habitantes para convertirlo en sus hogares, práctica que continuó hasta mediados del sigo XX y que actualmente recoge el museo del Silo, como símbolo de la localidad. Pero el paseo histórico no termina aquí, este pueblo toledano situado en la falda de Madrid está bordeado de relieves en los límites de la localidad, como la sierra del Coscojo, o el cerro de Tirez, donde se encuentran restos arqueológicos prehistóricos. También los musulmanes dejan vestigios de historia de su dominación en Villacañas con los restos de un hins, una fortificación islámica de carácter rural ubicada en la Sierra del Castillo.

Este pueblo, deseado por tantas culturas, debe sus múltiples asentamientos a su importante lagunar, los humedales de Villacañas, un espejo natural del cielo de Villacañas con aguas naturales y salinas en el que diferentes tipos de aves han asentado su hogar. Mantiene durante todo el año visitas guiadas, pudiendo aquel con cámara y un poco de suerte en mano captar una instántanea a los centenares de flamencos que día a día se detienen en la laguna Larga. Un pueblo marrón de calles pequeñas con casas de cal y piedra, en el que la historia ha excavado iglesias como la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y ha dejado tradición como los Danzantes del Cristo de la Viga.

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos

Localización