Ayuntamiento de Pamplona

Ayuntamiento de Pamplona

Todo el mundo ha visto alguna vez el Ayuntamiento de Pamplona, puesto que su balcón es el lugar desde donde se dispara el chupinazo que da comienzo a las fiestas de San Fermín. Sin embargo, este esplendido edificio merece la pena ser contemplado en vivo y no a través del plasma. Puede, incluso, que hayas estado allí un 6 de julio y la excitación no te haya dejado recrearte en los detalles de esa fachada, parte neoclásica y parte barroca, pese ser de una fecha tardía para este estilo, 1752, fecha en que fue levantada sobre las ruinas del ayuntamiento original. Lo curioso es que el edificio volvería a ser derruido en 1951, aunque salvó su portada barroca. Así que mejor contémplalo desde allí, en mitad de la plaza Consistorial, con el cuello combado hasta alcanzar con la vista las figuras neoclásicas de lo alto. Ese variopinto grupo de esculturas es una de sus señas de identidad más reconocibles. A pie de calle, representadas con forma humana, las virtudes de La Prudencia y La Justicia. Arriba, dos figuras de Hércules (símbolo de fuerza) conviven con La Fama, que corona el edificio (junto a los escudos de la ciudad y el reino) y toca el clarín para proclamar la importancia y gloria de Pamplona. Si pudiera abrir su boca de piedra seguro que a ella también se le escapaba el grito más famoso de esta plaza: “¡Viva San Fermín!”

Contacto

Plaza Consistorial, s/n, 31001 Pamplona, Navarra
948420100
Más información

Más monumentos en Pamplona/Iruña

Planes Cercanos