Palacio de Larrinaga

Palacio de Larrinaga

Hacer todo un homenaje al mar, y tener siempre presente los orígenes de su fortuna. Ése era el objetivo por el que el naviero vasco Miguel Larrinaga mandó construir el palacio de Larrinaga (Zaragoza). Considerado una de las edificaciones más suntuosas de la capital aragonesa, contemplar la fachada de esta noble casa hace que el visitante se sumerja en las profundidades del mar Cantábrico, lugar por el que el marinero sentía especial admiración ya que, gracias al mar y a su trabajo en él, Larrinaga y su familia habían conseguido todo lo bueno que poseían. Los barcos, anclas y caballitos de mar son los protagonistas de toda la decoración, exterior e interior, de este palacio, levantado alrededor de un patio central, al más puro estilo renacentista. De planta cuadrada y con una especie de linterna que ilumina todas sus estancias, al palacio de Larrinaga lo coronan cuatro espectaculares torres. Justo debajo de la torre central, una escena de cerámica con una representación del comercio marinero hace un precioso homenaje a esta dura profesión. Actualmente, el palacio de Larrinaga se ha convertido en un centro de documentación en el que los visitantes podemos consultar más de 15.000 ejemplares de libros históricos, jurídicos y literarios.

Contacto

Calle Miguel Servet, 123, 50013 Zaragoza
976796323
http://www.zaragoza.es/ciudad//turismo/es/que-visitar/sitios-interes/detalle_Monumento?id=81

Más monumentos en Zaragoza