Empedraillo de chícharos (guisantes)

Alozaina (Málaga)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Andersen quiso poner a prueba la importancia de los guisantes en su cuento “La princesa y el guisante”. Precisamente el alma de esta historia representa perfectamente el empedraillo de chícharos (variedad de guisante), una de las comidas más típicas de Alozaina. En la fábula, se insiste en la capacidad de la princesa por ser especial y notar un guisante escondido bajo el colchón. Al igual que en el relato, el plato muestra sensibilidad en su sabor, matices en su gusto y valentía en su contundencia. Por ello, se acompaña con arroz, carne, garbanzos y patatas. En la gastronomía de este pueblo, este producto destaca, ya que es el rey de un plato que evoca tremendamente a tradición. A fuego lento, el guiso se va preparando y el particular aroma nos envuelve creando un entorno que parece más fantasía que realidad. Sin duda, las legumbres y verduras alcanzan gran protagonismo en la mesa de esta villa. Por ejemplo, otra exquisitez que complementa a este manjar son las berzas con garbanzos, calabaza y habichuelas. La cocina de Alozaina se adueña de sabores que evocan imágenes sensoriales imposibles de olvidar.

Contacto

Localización

Alozaina, Málaga