En ruta con el Niño de Elche

"En Sevilla me quedo con las patatas bravas del 'Bar Antojo'"

Diferentes propuestas artísticas, documentales, discos y algún libro de poemas lo convierten en una interesante 'rara avis'. Foto: Instagram Niño de Elche.
Diferentes propuestas artísticas, documentales, discos y algún libro de poemas lo convierten en una interesante 'rara avis'. Foto: Instagram Niño de Elche.

Paco Contreras, El Niño de Elche, es de los que cuando le dices: "Soy de Zaragoza", contesta: "Pues allí se come bien". Porque para este artista, el asunto del comer es tan importante que es lo primero que refiere al conocer a alguien. Y aunque su gran tragedia siga siendo encontrar una buena paella mientras está de gira, en los barrios que más frecuenta en la actualidad: Albaicín, La Alameda o Malasaña tiene registradas decenas de referencias entre las que destacan multitud de cafeterías "asépticas", sus favoritas, y casas de comidas de toda la vida.

Alameda de Hércules. Sevilla. Mediodía. Calor sofocante. Se aproxima El Niño de Elche con camiseta negra con mensaje, gafas de sol negras también, y una enorme sonrisa. Parece tímido pero conforme avanza la entrevista se siente cómodo, se quita las gafas de sol y disfruta de las preguntas, porque resulta que para el autor del libro de poemas No comparto los postres y del disco Antología del Cante Flamenco Heterodoxo, comer es una de sus pasiones, "casi una religión". Hasta el punto de considerar a algunos de sus chefs favoritos como divinos creadores "a la altura de William Faulkner".

Si miras su móvil, todas las últimas palabras buscadas en google tienen que ver con cocina. Foto: Instagram Niño de Elche.
Si miras su móvil, las palabras más buscadas en google tienen que ver con gastronomía. Foto: Instagram.

Viviste en Sevilla un tiempo. ¿Forman Los Corralones parte de tu vida?

Sí, Los Corralones de la calle Castelar son parte de mi historia. Además, yo vivía a 20 metros. Allí tiene el local un grupo de aquí de Sevilla, que se llama Pony Bravo. Con Dani, el cantante, hice un disco con el que se me dio a conocer pero también, era el sitio al que íbamos de fiesta, donde nos drogábamos, hacíamos relaciones… Todo eso quedó atrás. Ahora estoy ya en otra fase vital. Pero este ha sido el último sitio en Sevilla donde podías encontrar una fiesta flamenca de verdad. Yo vivía en la planta baja y era normal que a horas críticas de la noche algún amigo tocara a mi puerta para acompañarle de fiesta. Pero sí, no sé cuánto tiempo he vivido en Sevilla, si diez, once o doce años. Mi madre lo sabrá mejor.

Porque tú eres de Elche.

Sí, nací en Granada, en Montejícar, y exiliado en Elche.

Dices en tu último disco aquello de "antes de que en las cafeterías haya que hablar en voz baja…" ¿Qué relación tienes tú con este tipo de locales?

Elche es una ciudad de tradición de cafeterías. Tomar café es algo muy habitual y está llena de ellas como de discotecas. En mi barrio yo me juntaba en una que se llamaba 'Triumph' (C/ Monserrate Guilabert Valero, 29) y con el devenir de mi vida de artista me ha hecho siempre mucha gracia el nombre. Pero yo soy muy fan de las cafeterías impersonales. No soy nada de cafeterías familiares. A mí me gusta que sean… no cadenas, claro, pero un decorado frío, que no cálido, que los camareros no sean muy familiares. De esto me he dado cuenta en el último año. Siempre voy buscando que sean asépticas y además, grandes, donde puedas estar fuera de lo que sucede dentro.

Una de tus favoritas…

Ahora que voy mucho a Granada y me quedo en el Albaicín, siempre mis amigos me recomiendan cafeterías de amigos, cálidas, y yo al final termino yendo siempre a las de Gran Vía. Una que me encanta se llama 'Vía Colón' (C/ Gran Vía de Colón, 13) que todo el mundo la conoce como "la del ángel" porque tiene un pedazo de ángel dentro horroroso. Pero se desayuna muy bien. Es aséptica, como a mí me gusta. Y hay gente pero es gente de negocios y nadie te da el coñazo. Te sientas allí y es como si te metieras en una especie de cápsula. Y eso me encanta.

El Niño de Elche es más de mesa que de barra. Aquí con amigos en Madrid y relajado en Cabo de Gata. Fotos: Instagram Niño de Elche.
El Niño de Elche es más de mesa que de barra. Aquí con amigos en Madrid y relajado en Cabo de Gata. Fotos: Instagram Niño de Elche.

Un barrio donde te sientas como en zapatillas de andar por casa…

Una de mis tragedias es que no tengo continuidad en la rutina. Y así es muy difícil que vayas a un sitio y te sientas… Pero por ejemplo, el Albaicín. Ahora que lo estoy pateando, me siento cómodo. También en Malasaña, por eso me he ido a vivir allí. La zona de la Glorieta de Bilbao, en Madrid, también me gusta, y la de Moncloa y Chamberí. Toda esa zona me encanta. En Sevilla… en La Alameda solo por las mañanas… luego hay demasiada gente.

Y en estos barrios al fin y al cabo turísticos, ¿dónde hay que ir a comer?

Por desgracia no hay sitios chulos. Son sitios de tapas que a mí no me gustan porque el ambiente es más ajetreado… Me cuesta estar tranquilo en ellos. Pero aquí en Sevilla me siento muy bien en 'Las Columnas' (Alameda de Hércules, 19). Es aséptico, aviso (risas). Y otro, 'El Bar Antojo' (C/ Calatrava, 44) aunque hay mucho ruido. Demasiado. Aunque aquí, claro, ¿dónde vas a ir que no haya mucho ruido? Pero se come muy bien. La ensaladilla la hacen muy buena. Lo que más me gusta de todo son las patatas bravas que tienen. Pero ahora estoy a dieta y no puedo comer mucho de estas cosas… 'El Eslava' (C/ Eslava, 3) es otro valor seguro.

Y para comer en Madrid, en Malasaña, me encanta 'Macareno' (C/ San Vicente Ferrer, 44). En Granada, hay un sitio de montaditos, clásico, donde se comen mejillones con mayonesa, habas con mayonesa… todo con mayonesa… y está riquísimo. Y estuve el otro día también en el 'Sibarius' (Plaza de Bib-Rambla, 20), maravilloso. Las berenjenas a la miel con picante, deliciosas; el vino Sierra Nevada, riquísimo, y probé la comida hawaiana, los pokes, que no los conocía y me quedé alucinado… Riquísimos. Las croquetas de carabineros también de lo mejorcito. Por cierto, un clásico de Granada al que suelo ir es 'Los Toneles' (C/ Cristo de San Agustín, 14).

La Vía de La Plata, a la altura de Plasencia y Cáceres, es una de esas carreteras que disfruta. Fotos: Instagram.
La Vía de La Plata, a la altura de Plasencia y Cáceres, es una de esas carreteras que disfruta. Fotos: Instagram.

¿Eres vegetariano?

He tenido mis momentos. Pero por desgracia no he podido seguir. He estado temporadas, incluso de vegano, pero es muy complicado.

Y cuando estás de conciertos, ¿cómo viajas? ¿Eres puntual?

Viajo sobre todo, en tren. ¡Y yo soy de los que llegan una hora y media antes! Y si voy en avión... uff... ¡tres horas antes! Es una de mis tragedias. A mí es que me gusta comer antes, alrededor de la estación, y así cuando termino puedo leer mucho. Por eso, no me pesa esperar. Hay ciudades muy agradables para esto. Por ejemplo, Barcelona. Junto a la estación de Sants, siempre desayuno en un bar aséptico que seguro no tiene ni nombre. Y para comer me encanta una hamburguesería cercana, la 'Santa Burg' (C/ Vallespir, 51) a la que siempre intento ir. Hay muchas combinaciones: la vegetariana, la de cerdo…

¿Qué llevas en tu 'playlist' más reciente, por ejemplo?

Depende de los trabajos que esté haciendo. Lo último que he escuchado: Charly García, Los Planetas, Patti Smith, Frank Ocean, Brian Eno, Morton Feldman…

En Sevilla, frente a la Torre Pelli y de gira en el coche. Fotos: Celia Macías e Instagram.
En Sevilla, frente a la Torre Pelli y de gira en el coche. Fotos: Celia Macías e Instagram.

¿Conduces?

No. Es un hándicap y casi una actitud política.

Alguna carretera de esas que te transporten al cielo…

Sí, cuando he ido en coche disfrutaba mucho por las carreteras de Extremadura. Es maravillosa la Vía de la Plata. Unos amigos sabían muy bien cómo desviarse y probar los vinos, los quesos, los embutidos de la zona… Plasencia y Cáceres son el culmen de toda esa maravilla. Recuerdo que en Cáceres nos llevaron a comer el bocadillo típico que es una especie de carne en un bar de mala muerte. Me encantó.

¿Y te interesan los restaurantes de autor, más gastronómicos?

Cuando voy a restaurantes pijos, de Soles Repsol, todo esto para mí es un regalo. Disfruto mucho también de una buena croqueta  –el mundo de la croqueta me parece mágico–, o de una ensaladilla rica… Mi intención, ahora que voy a Girona, es ver si puedo ir a 'El Celler de Can Roca'. Yo soy un fan de Jordi Roca pero fan fan. Lo veo un creador a la altura de filósofos, pintores, de Arthur Russell o de William Faulkner…

Con Julieta Venegas tomando un café y de cañas en 'Somo', Santander. Fotos: Instagram Niño de Elche.
Con Julieta Venegas tomando un café y de cañas en 'Somo', Santander. Fotos: Instagram Niño de Elche.

¿Y eres más de barra o de mesa?

Soy más de sentarme pero hay una barra que me gusta mucho que es la del 'Laredo', en Madrid. Esa me parece genial. Voy con gente que conoce a los cocineros. Probé unos guisantes con huevo súper ricos y me encantó también la ensalada que hacen de influencia asiática. Y el queso. Yo lo adoro. Es un sitio pseudo clásico pero tiene un buen equilibrio. Está en la zona de Ibiza, en Madrid, que ahora es medio gastronómica. Otro lugar que me gusta por allí se llama 'La Raquetista'. Hay un montón de locales. Pero aquí hacen unos canelones muy muy ricos rellenos de carne.

Si tuvieras que diseñar una ruta gastroparticular irías a…

Empezaría en Barcelona, en 'Cal Pep'. Sin palabras. Pescado super bueno, muy fresco. Bombas increíbles, costillas de conejo rebozadas… Me llevo a mi amigo Jose y este sábado vamos a ir. Después vendría a Sevilla, al Mudo. Es un bar de una familia de sordomudos. Se llama… 'Taberna Casa Mateo Ruiz' (C/ Palacios Malaver, 33) en el entorno de la calle Feria. Hacen un bacalao y una ensaladilla con gambas, de verdad, increíbles. Saltaría a Madrid, a un sitio de carne que se llama 'Aire' (C/ Orfila, 7) y que lo disfruto mucho y, ya puestos, a 'Kabuki', que es un viaje que hay que hacer si se puede.

¿Y de Elche? ¿Qué no nos podríamos perder?

Yo al que voy siempre es al 'D’Emma' (C/ Ilicitano Ausente, 15) por su calidad-precio. De baretos, mi lugar favorito es 'La Dama y El Palmeral' (C/ Sant Miquel, 19) en el centro. Y si vas por la ciudad no te puedes perder el arroz con costra. Para comerlo, una opción es el del restaurante 'Els Capellans' del hotel 'El Huerto del Cura' (Porta de la Morera, 14). Se hace con huevo batido por encima, en cuencos de barro, con embutidos de la tierra, garbanzos, un arroz seco riquísimo. Todo en la vida es una gran excusa para comer.

El Niño de Elche se declara a sí mismo exflamenco. Fotos: Instagram.
El Niño de Elche se declara a sí mismo exflamenco. Fotos: Instagram.

¿Qué llevas en tu maleta siempre?

Libros, cosas medicinales y naturales… Flor de no sé qué, aroma de no sé cuánto… para respirar bien. Y el kit para dormir: antifaz, tapones, auriculares, gafas de sol…

¿Qué libro llevas ahora en la maleta?

Crónica de la música del Caribe urbano. El autor no lo recuerdo. Uno de poesía del nicaragüense Ernesto Cardenal, mi inspiración y mi poeta favorito. Y según en lo que esté trabajando… Me he terminado de leer el de Molto Feldman, Pensamientos verticales, y estoy con el de Sesenta semanas en el trópico, de Escohotado.

¿Eres cocinillas?

No, porque no tengo tiempo en casa. Pero (me enseña el móvil), para que te asustes un poco, si te muestro mi google el primero que aparece es Chicote. Me lo veo todo de él. Si pones Youtube aparece El Comidista… y gente cocinando. Es lo que más me gusta. ¿Ves? Aquí sale otra vez Jordi Roca… Es que soy super fan.

Un libro que escribiste se llamaba 'No comparto los postres'. ¿Es una actitud ante la vida?

Son escritos sobre arte, conversaciones, poesía… Le puse ese título. Ahora ya no como dulce. Llevo seis meses sin comer azúcar, solo natural. Pero descubrí el otro día el 'Gigi' (C/ Luchana, 13), cerca de casa, en Madrid. Tienen una tarta de queso...

¿Lo más recomendable que hayas probado este verano?

Veraneé en Somo, en Santander, y fui a una marisquería espectacular pero que no recuerdo su nombre. Y los sobaos de 'Casa El Macho' (La Campera, 9, Selaya). Los mejores con diferencia. Este hombre tiene en su pueblo su fábrica. Hace unas quesadas… Pero los sobaos son increíbles.

Su libro de poesía y pensamientos y en el Reina Sofía junto a la obra 'Europa. 1935', de Ismael Gómez de la Serna. Fotos: Instagram.
Su libro de poesía y pensamientos y en el Reina Sofía junto a la obra 'Europa. 1935', de Ismael Gómez de la Serna. Fotos: Instagram.

¿Qué planes viajeros tienes en el horizonte?

En diciembre, que es un mes perfecto para comer, tenemos planeada una ruta gastronómica por el País Vasco con unos amigos que viven en Menorca y vienen para estar unos días. Yo quiero ir a 'Arzak', hacer una ruta de pintxos por San Sebastián, que ellos no conocen y ya iremos viendo. Lo estamos diseñando poco a poco entre todos.

Restaurante
Recomendado Guía Repsol

La Raquetista

Calle Doctor Castelo, 19 28009 , Madrid (Madrid)
Restaurante
3 Soles Repsol

El Celler de Can Roca

Calle Can Sunyer, 48 17007 Girona , Girona (Girona/Gerona)
Restaurante
3 Soles Repsol

Arzak

Avenida Alcalde José Elosegui, 273 20015 San Sebastián (Gipuzkoa) , San Sebastián (Gipuzkoa/Guipuzcoa)
Localidad

Plasencia

Localidad

Cáceres

Restaurante
1 Sol Repsol

Kabuki

Avenida Presidente Carmona, 2. 28020 Madrid (Madrid) , Madrid (Madrid)
Localidad

Elche/Elx

Localidad

Granada

Localidad

Barcelona

Te puede interesar...