'Café Naves': restaurante en Matadero Madrid

La nueva (y colorida) vida del 'Café Naves'

mesa para compartir en café naves
En 'Café Naves' todo se comparte.

El centro cultural Matadero Madrid renueva su bar restaurante 'Café Naves' y lo hace con la intervención de los multipremiados diseñadores británicos Morag Myerscough & Luke Morgan y la arquitecta madrileña Paula López Barba, confiando en 'La Francachela' para llevar a cabo la nueva oferta gastronómica.

El antiguo espacio de la Nave 12 del Matadero –inspirado en los cabarés, donde prevalecían el rojo y el negro– deja paso al color y la luminosidad para abrirse a todo tipo de público, sobre todo familias y grupos grandes (dentro de lo que permita la situación). "Vivimos en casas pequeñas y por lo general parece que los restaurantes giran en torno a la pareja, nosotros queremos volver a juntar gente alrededor de una mesa, fomentar encuentros y relaciones sociales, y lo estamos consiguiendo. Tenemos reservas de 10 personas de media", precisa María Álvarez, una de las dos socias de 'La Francachela'.

sala del cafe naves
Vegetación y color decoran la sala.

No es casual que 'La Francachela' signifique "reunión de amigos para comer y divertirse" en castellano antiguo. Esta declaración de intenciones se ve reflejada tanto en la carta como en el rediseño. Con respecto a este último, Paula López Barba comenta que han optado por "crear un espacio diáfano en lugar de segmentado –como antes– para permitir la comunicación visual".

lasaña de cafe naves
También hay lasaña de verduras asadas, aceitunas, pasas y queso fundido de cabra.

"Como es un café-teatro, hay un escenario que teníamos que mantener. Decidimos colocarlo en el centro y que, mientras no se utilice como escenario, esté lleno de grandes cojines de colores para tumbarse o jugar. Ha sido un éxito entre los niños, que han tomado ese espacio y disfrutan mucho inventando mundos y relacionándose", señala la arquitecta. Además, los paneles de absorción acústica mejoran el ambiente sonoro del lugar, optimizando el confort, y las mesas grandes compartidas ayudan a que las personas se relacionen más y mejor.

Como según el nuevo planteamiento de 'Café Naves' de Matadero Madrid, "Compartir es vivir", ofrecen combos para compartir. Su precio ronda los 50 euros y constan de un menú para 4 personas (las raciones son más que generosas), que incluye un principal a elegir entre pollo asado, costillar glaseado, lasaña caponata o boloñesa; dos acompañamientos a elegir entre ensalada de la huerta, patatas especiales, arroz clásico o pan tumaca; y una bebida para escoger entre jarra de limonada, jarra de cerveza, sangría o botella de vino.

camarera del cafe naves
El servicio es atento y agradable.

Desayunos para compartir en familia

Otra novedad es su menú del día con fórmula bento (la ración de comida preparada para llevar, bastante común en la gastronomía japonesa) en versión castiza, que contempla dos platos del día. Estos platos suelen ser una crema o un potaje y un plato principal de carne o pescado con guarnición, un postre, pan y paté.

menu semanal de cafe naves
Menú semanal: potaje de garbanzos y espinacas con bacalao, merluza a la gallega con patatitas asadas y arroz con leche.

"Muy pronto también contaremos con la fórmula de desayuno compartido: un bizcocho en formato familiar, cafeteras y teteras para las bebidas calientes y pan con tomate, ideal tanto para familias como para amigos o compañeros de trabajo", añade Elena García, la otra socia de 'La Francachela'. A la abuela de Elena le debemos una de las grandes aportaciones a la carta: la ensaladilla con jamón, "mi abuela era cordobesa y a todo le echaba jamón", explica entre risas.

combos en cafe naves
Los combos para compartir (menús para 4 personas) son una deliciosa opción.

Los orígenes de 'La Franchela' se remontan al mercado de productores. A la buena vida y, si bien este mercado ya no se celebra, Elena y María han mantenido el espíritu de este proyecto tanto en 'Café Naves' como en 'Medialab-Prado', el otro espacio donde también gestionan la oferta gastronómica. "Compramos nuestros productos a la gente de aquí, el pan es de 'La Hornera', una empresa de Batán; la leche de 'Los Combos', que tienen su sede en Móstoles, los embutidos –ecológicos, de cerdo blanco– son de Biobardales. Solo servimos alimentos locales, no ponemos mangos, por ejemplo; el aguacate es de un productor granadino y los vinos de la D.O. de Madrid", explican las dos socias. 

Con respecto a la carta de vinos, Raquel Moreno, directora del grupo, comenta que cuentan con referencias como Chotis o Monroy y que irán incorporando "otras, procedentes de empresas de nicho poco conocidas, que cuenten con una historia bonita". Además, les gustaría tener "un barril de vino de la casa, para reducir las botellas".

zona para tomar cafe en el cafe naves
La zona de pufs es perfecta para el café.

Sostenibilidad en todos los sentidos 

La sostenibilidad es otra seña de identidad del nuevo planteamiento de este espacio. "Reducimos al máximo las mermas de productos, así como todos los envasados. Nuestra agua es la del grifo de Madrid, no servimos agua embotellada y a nuestros proveedores les exigimos responsabilidad en este sentido. Nuestras lechugas baby venían envueltas en una caja enorme de poliespan, pedimos si era posible evitar semejante embalaje y al decirnos que no, hemos eliminado este ingrediente de nuestra carta", precisa Elena.

vinos de madrid en el cafe naves
Los vinos son D.O. de Madrid.

Toda su mensajería la gestiona Mensos, una empresa que se mueve en bici, y todos sus envases de comida para llevar son de fibra de maíz. "Somos sostenibles también en lo que respecta la conciliación laboral. Evitamos los turnos partidos de los y colaboramos asiduamente con CEAR, que nos proporciona empleados con situaciones complicadas, refugiados por razones políticas o debidas a discriminación LGTBIQ+. Además, apostamos por las mánagers mujeres", concluye María. 

sala del cafe naves
Espacios donde fluye la energía.

En un mes y medio se va a inaugurar la nueva terraza y la sostenibilidad también será el hilo conductor del proyecto. "Habrá unas velas que absorben CO2 y está previsto que el espacio sea poco a poco colonizado por plantas; en los arcos que conectan la nave 12 con la 11 se instalará un sistema de riego e hidrojardineras para plantar especies escogidas para las condiciones del lugar. Los elementos separadores para crear pequeñas zonas independientes en la cafetería también serán plantas, colocadas en grandes jardineras móviles", adelanta Elena.

ensalada trigo tierno en cafe naves
Removiendo la ensalada de trigo tierno.

La madera del quiosco exterior, recuperado e intervenido con diseños de Morag, no proviene de tala, sino de una empresa de Segovia –Sintala–, que recupera madera de árboles caídos, enfermos. "Es madera de cedros caídos en 2018 por el viento en la Casa de Campo. Me pareció muy interesante utilizar ese tipo de materiales de economía circular en un espacio como Matadero, por el que pasa tanta gente y contarlo, por eso pondremos un cartel que lo explique. Para las 8 mesas de 4 metros que se encuentran en el interior, las maderas son de la misma empresa y son de pinos de Soria, caídos por una tempestad en 2016, hay unos cartelitos en las mesas que lo cuentan", aclara la arquitecta Paula López Barba.   

El lema de 'La Francachela' es la expresión tan española "hay que verse más", así que, ¡habrá que verse más alrededor de una de las mesas de 'Café Naves'!

'CAFÉ NAVES' - Matadero Madrid. Paseo de Chopera, 14. Madrid.
 
cafe naves en el matadero
El Matadero siempre es una buena opción.