Restaurantes con comida a domicilio en Madrid II

Chefs para tiempos de cuarentena

Dejarse reconfortar por un cocido ayuda en el confinamiento.

La lista de cocineros de Madrid que optan por cocinar y enviar su talento a domicilio aumenta según pasan los días. Los chicos de 'Kitchen 154' reparten picante a tutiplén; Fernando del Cerro ('Casa José') pone su sabiduría con el producto de temporada; Ricardo Sanz ('Kabuki') hace lo propio con el sushi y José Luis García Berlanga ('Berlanga') con los arroces. Son algunos de los fogones que siguen encendidos para hacer más llevaderos estos días.

# 'Kitchen 154'

"Esto es comida cuarenténica de temporada", comenta Cristian Perenyi, uno de los socios de 'Kitchen 154' (Recomendado por Guía Repsol). Se refiere a la tienda online que acaban de poner en marcha con productos cocinados al vacío para calentar y comer en casa. Son especialidades que ya arrasan en su puesto del Mercado de Vallehermoso: alitas sweet chili, curry keema, costillas de cerdo, etcétera. Un ejemplo más de cómo algunos chefs capitalinos se adaptan al paisaje e incluso aceleran proyectos que ya tenían en mente.

"Antes de decretarse el estado de alarma y a pesar de haber elaborado un protocolo de higiene muy estricto (que compartimos con todos los hosteleros) nos dimos cuenta de que sería inevitable cerrar los locales", continúa Cristian. "Decidimos concretar un proyecto que teníamos planteado desde hacía muchísimo tiempo. En dos días, los cuatro socios montamos algo que en otras circunstancias nos llevaría meses".

La idea de los de 'Kitchen 154' incluye salsas y platos al vacío.
# 'Berlanga'

Algo similar le ocurrió a José Luis García Berlanga, cocinero especialista en arroces que abrió 'Berlanga', su restaurante, hace poco más de un mes en la zona del Retiro. La crisis del coronavirus le pilló con los muebles casi sin estrenar. "Ya teníamos pensado lo de llevar comida a domicilio antes de abrir y, claro, cuando empezó esto... Los arroces es algo que la gente agradece mucho comer en casa y se ha asociado al día festivo de la semana, pero ahora ya tenemos pedidos todos los días", revela.

Elaboran el arroz del día y otros de la carta que han puesto "al mismo precio que el arroz de diario para que sean más asequibles", apunta el chef. Así, un arroz a banda con su caldo de raya, galeras y demás sale a 13 euros la ración; una paella valenciana a 15, y una del señoret a 18. Además, también tienen raciones: alcachofas confitadas, bacalao con verduras, chuletillas de lechal empanadas, ensaladilla rusa, milhojas de patata con brava, croquetas, etcétera.

Desde 'Berlanga' se reparte paella valenciana a 15 euros la ración. Foto: Facebook 'Berlanga'.
# 'Taberna La Cruzada'

Compartir en la distancia

Otra cosa que está pasando es que la gente hace sus pedidos no solo para compartir en su casa sino para alegrarles el día a sus familiares o amigos, aunque estén separados. En 'Taberna La Cruzada' les pasa un poco lo mismo que a Berlanga con los arroces. Están especializados en cocido, una comida familiar y de domingo por excelencia. "Tenemos un cliente que le regaló uno de nuestros cocidos a un vecino que acababa de salir del hospital con el alta médica por coronavirus", revela Laura Gómez, propietaria de la taberna.

Cuenta que lo mejor es pedir el día anterior para organizar los repartos –que hacen ellos mismos–, sobre todo cuando son direcciones alejadas del centro. "Nosotros estamos en la zona de Ópera, pero nos está llamando gente de Las Tablas, San Chinarro, Móstoles, Aravaca, Las Rozas, Vallecas pueblo… Lo ideal es que se pongan de acuerdo entre vecinos para aprovechar el viaje. Cuando echas de menos a tu familia compartir un cocido hace mucha ilusión", razona Laura, y si no se quiere comer garbanzos tienen otras especialidades: callos a la madrileña y tartas de queso y charlota. 

Si te apetece comida de siempre, 'Taberna La Cruzada' puede ser una buena opción.
# 'Casa José'

Y más delicias: milhojas de salmón con mantequilla de anchoas y bouquet de ensalada; brandada de merluza negra; rabo de cordero y berenjena; focaccia de foie y trufa; lenguado al horno... Platos que quizá uno no se atreve a cocinar en casa, pero que al chef Fernando del Cerro ('Casa José', 2 Soles Guía Repsol) le salen de maravilla y los sirve a domicilio desde el 'Atelier Casa José'. Una forma de capear el temporal y de paso animar los paladares de los residentes de Aranjuez y pueblos de alrededor.

"Gracias a dios la respuesta está siendo mejor de lo que pensábamos en un principio. Ofrecemos la carta del 'Atelier' y la cambiaremos a menudo con los productos de temporada", asegura Fernando. "No queremos hacer negocio con esto, es algo más psicológico. De momento, toda la plantilla está con nosotros, aunque sea a turnos de media jornada: unos preparan y otros se ponen con los pedidos". Así se cubren comidas y cenas. Los pedidos se hacen de 10.00 a 19.00 y la carta con las sugerencias se puede ver en sus redes sociales.

Si vives cerca de Aranjuez puedes disfrutar de una lasaña de tubérculos, ¡desde casa! Foto: Facebook 'Casa José'.
# 'Kabuki'

Respuesta masiva de los clientes 

Otro primer espada de la gastronomía que se suma a este movimiento delivery es el cocinero Ricardo Sanz, alma mater del 'Grupo Kabuki' (1 Sol Guía Repsol) quien seguirá laminando pedazos de pescado crudo para los adictos al sushi. "Sí, en principio haremos sushi y sashimi al estilo 'Kabuki' para llevar y también a domicilio", señala el chef. "No nos queda otra que tirar adelante como sea. Estaremos cuatro en la cocina para dar este servicio". Será en una carta más breve y no tendrá un pedido mínimo. Harán reparto a las casas a través de Deliveroo, Glovo y taxi.

Lo hará a través de su enseña más urbana, 'Kirei by Kabuki', que tiene dos sucursales: una en pleno centro de la capital y otra en la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez, en Barajas. La oferta en la actualidad se ha ampliado: atún picante; pez mantequilla con trufa; nigiris clásicos (toro, vieira, calamar…); nirigis kabuki (de pescado blanco a la bilbaína y chipotle, etc); sashimi y hosomaki variado; platos calientes como las gyozas de panceta de cerdo o de gamba roja; e incluso menús cerrados para una, dos o cuatro personas. Su oferta se puede ver en su página de Facebook.   

Solo ver la carta ya alimenta. Foto: Facebook 'Kabuki'.

Los correos son incesantes y los teléfonos no paran de sonar. La gente no pierde las ganas de disfrutar de la buena mesa. Los hosteleros coinciden en que este servicio no es la solución a sus problemas, sin embargo, está funcionando: "La verdad es que desde el principio estamos a tope, incluso con momentos en que no dábamos abasto. Hoy ya tenemos 14 pedidos", señala Berlanga. "Tenemos muchísimos encargos ahora. Ten en cuenta que es un cocido premiado como el mejor por la Academia de las Artes Culinarias de Madrid y que es un plato laborioso que no todo el mundo está dispuesto a hacer", comenta Laura, de la 'Taberna La Cruzada'.

Son tiempos de arrimar el hombro donde los equipos de los restaurantes hacen de todo, incluso llevar ellos mismos los pedidos. "Estamos repartiendo nosotros para evitar intermediarios y asegurarnos de que no hay ningún fallo", revela Cristian de 'Kitchen 154'. Además, están subiendo tutoriales a su canal de Youtube para mostrar cómo se preparan los productos que venden. Lo que haga falta para que esta cuarentena se pase con buen sabor de boca.