Recetas fáciles para la cena de Nochebuena

20 recetas fáciles para lucirte en Navidad

recetas faciles para la cena de nochebuena

Con las Navidades a la vuelta de la esquina, toca ir al mercado y pensar en esos platos especiales que cocinaremos en los últimos días del año. Si este año te toca a ti ponerte manos a la obra, te proponemos estas recetas fáciles para la cena de Nochebuena  y así lucirte con tu familia en la cena o en la comida de Navidad.

Entrantes

Enrollado de ensalada de invierno con anguila ahumada

  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 20-28 g de harina de repostería
  • 250 ml de nata
  • 250 ml de yogur espeso (griego o mayonesa muy espesa)
  • 2 cebolletas (blancas redondas o 4 alargadas)
  • 2 limones (sin tratar)
  • 2 nabos (tiernos y grandes, pelados)
  • 30 g de almendra molida
  • 3-4 cucharadas de mostaza (de Dijon o más o menos picante, según gustos)
  • 3-4 zanahorias
  • 4 huevos orgánicos o camperos
  • 500 g de filetes de anguila ahumada (sin piel ni espinas)
  • 5-6 cucharadas de aceite de oliva (si se utiliza yogur)
  • 60 g de azúcar
  • 60 g de fécula de maíz
  • Cebollino y alcaparras (para el adorno)
  • Pimienta
  • Sal

El único secreto para que este plato quede bien es equilibrar el dulzor del bizcocho con la acidez subida y el picor de la salsa, con lo que se evita que resulte soso y sin garra. A todos los ingredientes de la ensalada les va muy bien la acidez y el mordiente de la mostaza. Porque, además, terminan un poco 'curados', lo que permite dejar el plato acabado 1 o 2 horas antes de servirlo. Consulta aquí toda la receta.

Lombarda estofada con vino tinto

  • 1/2 palo de canela
  • 1 botella de vino tinto (Ribera del Duero, Toro, Jumilla)
  • 1 lombarda grande o 2 medianas
  • 2 cebollas moradas
  • 6-8 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 6-8 triángulos de pan fritos u hojaldritos de la forma que se quiera
  • Azúcar
  • Pimienta
  • Sal


La lombarda es una de las verduras clásicas de las comidas de Navidad, junto al cardo. Es la temporada en la que están en su mejor momento. Este preparado con vino tinto es una forma de respetar la tradición pero añadiendo un pequeño cambio que se convierte en grande al presentar la lombarda. Su color será de un rojo intenso y no de un morado desvaído. El trueque se percibe aún más al probarla. Exquisita. Consulta aquí toda la receta

Ensalada de escarola y granada

  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 tazón de granos de granada
  • 3 cucharadas de aceite
  • 500 g de escarola lavada y en trozos


Una ensalada fácil, rica y de lo más saludable que puede servir como guarnición a un plato principal. Basta tener un poco de escarola y granos de granada para conseguir un plato 10. Consulta aquí toda la receta. 

Langostinos o gambas con zumaque

  • 1/2 clara de huevo
  • 1/2 cucharada de almidón de maíz
  • 16 langostinos grandes o 24 medianos
  • 1 cucharada de pimienta rosa
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de zumaque
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 dientes de ajo pelados y machacados
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal y pimienta

Los amantes del marisco y las especias disfrutarán a lo grande con un plato como este. Los langostinos y las gambas casan a la perfección con el zumaque, que les aporta ese toque ácido y un color sorprendente. Consulta toda la receta aquí

El arroz blanco puede ser una buena guarnición para este plato. Foto: Shutterstock.
El arroz blanco puede ser una buena guarnición para este plato. Foto: Shutterstock.

Crema de chirivía

  • 1 cucharadita de alcaravea molida o de comino
  • 2 y ¼ k de chirivías
  • 50 g de mantequilla
  • 6 puñados de arroz de grano redondo (150 g)
  • Pimienta
  • Sal
  • Unos granos de alcaravea (para adornar)

Hay bastantes ingredientes de los que podemos encontrar en el mercado que, una vez cocinados, ofrecen presentaciones espectaculares, apetecibles y suntuosas y que, sin embargo, no cuestan un ojo de la cara. Es el caso de la chirivía, un producto con el que podemos preparar una original (y económica) crema. Consulta toda la receta aquí.

La crema de chirivía es barata y muy sabrosa.
La crema de chirivía es barata y muy sabrosa.

Cocktail de cangrejo

  • 1 bote de 250 g de palmito
  • 1 escarola
  • 2 limones
  • 3 aguacates medianos
  • 500 g de carne de cangrejo ya cocido, congelado

El cocktail de cangrejo es una de las recetas más fáciles y más clásicas para Nochebuena, quizás una de las más vintage. La sencillez a la hora de elaborarla junto con la diversidad de ingredientes que podemos utilizar, hace que sea uno de los entrantes estrella de estas fiestas. Puedes hacerla con cangrejo, gambas o langostinos. Y el aguacate siempre da un punch de color y sabor a la receta. Consulta cómo hacerla paso a paso aquí.

Además de con cangrejo, este cocktail se puede preparar con langostinos o gambas.
​ Además de con cangrejo, este cocktail se puede preparar con langostinos o gambas. ​

Ensalada de repollo, naranja y granada

  • 1 granada
  • 1 repollo blanco grande
  • 3-4 cucharadas de vinagre
  • 6 naranjas grandes
  • 75 ml aceite de oliva virgen extra
  • Sal, pimienta

La ensalada de repollo con granada es clásica de tiempo navideño y año nuevo en la región del valle de Alcudia ciudarrealeño. Allí, en la noche de Reyes, se introduce un haba seca en el fondo de la ensaladera. El que la encuentre en su plato será el "rey de la noche". La naranja es de cosecha, porque esta fruta se integra muchas veces en ensaladas en áreas vecinas andaluzas. Le da un toque agridulce delicioso y un contraste de colores muy bonito. Este es uno de los platos que facilitan la tarea al cocinero ya que se puede preparar con varias horas de antelación. Consulta la receta completa aquí

Esta ensalada proporciona una alegre mezcla de colores a la mesa.
Esta ensalada proporciona una alegre mezcla de colores a la mesa.

Segundos platos 

Codornices con salsa de cacao

  • ½ palo de canela
  • 1 cucharada de ajonjolí
  • 1 cucharada rasa de cacao en polvo
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla roja, seca o fresca (opcional y no imprescindible)
  • 1 tomate grande o 3 tomates al natural (escurridos y picados)
  • 20 codornices grandes (en mitades, deshuesadas y en chupachups)
  • 2 cebollas
  • 2 clavos
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 2 kg de batatas (del mismo tamaño)
  • 4-5 rodajas pequeñas de pan blanco
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Azúcar (al gusto)
  • Mantequilla
  • Pimienta
  • Sal

El cacao o el chocolate formaron parte desde la antigüedad de la historia americana de las salsas para aves de las cocinas indígenas de Mesoamérica. En el fondo es el origen del mole, que no es más que la combinación de ingredientes y especias americanas y europeas en una salsa de cacao de la cultura culinaria americana. A España llegó el chocolate para adaptarse a los platos de codornices, perdices, conejos y hasta vaca con chocolate. Este ejemplo no es tan cargado de especias y sabores como un mole, pero conserva esa mezcla de salado y dulce, ese aroma intenso a chocolate tan típica del mismo sobre un fondo un poco picante y especiado. Consulta aquí toda la receta.

Pechuga de pavo rellena en adobo

  • ½ pechuga de pavo grande –1 kg– con la piel y la de la otra pechuga en una pieza, si es posible
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 l de caldo de ave
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 trufa pequeña, limpia y picada o en bastoncillos
  • 2 clavos
  • 2 hojas de laurel
  • 2 puñados de castañas cocidas, en trozos
  • 300 g de salchichas
  • 4 cucharadas de vinagre
  • 50 g de papada fresca picada
  • 6 bolas de pimienta
  • 75-100 g de mantequilla
  • Canela
  • Jengibre
  • Nuez moscada
  • Pimienta

Cuando se quiere servir pavo en la mesa de Navidad pero a su alrededor no se van a sentar 10 o 12 personas, esta es una opción inmejorable. Este asado adobado es perfecto para una cena de Navidad. Se puede hacer lo mismo, incluido el relleno, con un pollo de campo entero de más de 2 kilos y queda también estupendo para unas 6 personas. Hasta se puede deshuesar y volver a reconstruirlo ya relleno. Este plato se puede servir con puré de castaña, además de la ensalada. Consulta aquí toda la receta.

Molde de salmón, alcaparras y salsa de mostaza

  • 100 g de miga de pan blanco
  • 100 ml de vino blanco seco
  • 1/2 cucharada de ralladura de limón
  • 1-2 limones
  • 1/2 litro de leche o de agua si hay intolerantes a la lactosa
  • 2 ramas de perejil, 1 hoja de laurel
  • 3 buenas cucharadas de mostaza
  • 3 cucharadas de alcaparras en sal o en vinagre
  • 3 huevos
  • 4-5 bolas de pimienta
  • 50 g de cebolla en un trozo
  • 700 g de filete de salmón limpio
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite y pan rallado muy fino
  • Agua
  • Sal, pimienta

Este pastel de salmón, ligero de grasa y con matices ácidos, es un plato de pescado con una gracia especial para la cena de Nochebuena y Fin de Año. Aunque se recomienda servirlo a temperatura ambiente, por la acidez de la salsa de mostaza y de las alcaparras que integra en su interior el pastel, también se puede servir templado sin que pierda nada de su suculencia si conviene más dentro del conjunto de platos, pero no caliente, recién elaborado. Consulta toda la receta aquí

Molde de salmón, alcaparras y salsa de mostaza
Molde de salmón, alcaparras y salsa de mostaza. Foto: Alfredo Cáliz.

Pollo asado relleno de cuscús

  • 150 g de cuscús precocido
  • 150 ml de caldo de ave
  • 1 cebolla dulce picada
  • 1 pizca de canela
  • 1 pizca de guindilla en copos o picada
  • 1 pizca de jengibre seco molido
  • 1 puñado de almendras
  • 1 puñado de pasas
  • 4 cucharadas de aceite
  • 4 pollitos, 2 coquelets de corral o picantones de ración para 2, limpios
  • Pimienta
  • Sal

Para esta receta se puede asar un pollo grande y servirlo en piezas, pero no es nada cómodo tener que preguntar quién prefiere muslo o quién pechuga, puesto que nunca hay tantas pechugas como aspirantes a las mismas y lo mismo pasa con los muslos. ¿A que es cierto? Lo mejor será entonces recurrir a los pollitos, los coquelets o los picantones de pintada, que son para dos. Cada comensal dará buena cuenta de su medio pollo. Además, tendrán una sorpresa añadida: están rellenos de cuscús, lo que no es muy novedoso, pero sí muy rico. Descubre toda la receta aquí.

Una receta rica y sorprendente. Foto: Sofía Moro.
Una receta rica y sorprendente. Foto: Sofía Moro.

Receta de pechuga de pavo con curry y coco

  • 100 g de coco seco rallado o un poco más
  • 1,2 k de pechuga de pavo en filetes iguales y de grosor medio
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 400 ml de nata 35% MG
  • 4 cucharadas con copo de polvo de curry
  • 75 g de coco seco en copos o rallado
  • Aceite de oliva virgen extra o buen aceite ecológico de girasol o cacahuete
  • Sal

Otra receta con pavo muy original y fácil de hacer para estas fiestas es la pechuga de pavo con curri y coco. Mi criterio es que conviene para este plato un curri bastante picante. Eso va en gustos, es cierto. Si del que se dispone no es muy "vivo" en esta sensación deliciosa, siempre se puede añadir alguna que otra cayena molida. Hay que tener en cuenta que los lácteos, en este caso la nata, amortiguan las sensaciones picantes de las guindillas en la boca. Descubre toda la receta aquí.

Si nos gusta el picante, se puede añadir un poco de cayena molida.
Si nos gusta el picante, se puede añadir un poco de cayena molida.

Pisauice o filetes de cerdo rellenos de ciruelas pasas

  • 100 ml cucharadas de vino blanco o de cerveza
  • 2-3 solomillos de cerdo
  • 250 g de ciruelas pasas
  • 3 lonchas de jamón o lacón cocidos muy finas
  • 4-5 cucharadas de aceite
  • Pimienta
  • Sal

Para esta receta recurrimos al solomillo de cerdo –ibérico sería magnífico— que rellenaremos de ciruelas y jamón. Una receta sencilla de hacer, muy vistosa y rica rica. Consulta la receta completa aquí.

Si es cerdo ibérico, mejor que mejor. Foto: Shutterstock.
Si es cerdo ibérico, mejor que mejor. Foto: Shutterstock.

Postres

Pátina de membrillos o peras con miel y vino dulce

  • 125 ml de aceite de oliva virgen
  • 12 yemas y 3 huevos enteros orgánicos o camperos
  • 1 hoja de laurel
  • 200 ml de vino dulce
  • 250 g de miel
  • 4-5 membrillos medianos u 8 peras conferencia
  • Cominos molidos
  • Pimienta

Este plato se encuentra como acompañamiento para otros platos en el Libro IV de Apicio, subtitulado Toda clase de platos. El nombre de pátina se debe a que se cuajaba en una fuente un poco plana, una costumbre que les chiflaba a los romanos, para que el batido de huevos, vino y miel quedara como eso, como un 'revestimiento' de las frutas que había debajo –en otros casos eran verduras, filetes de lenguados o diversidad de alimentos–. Ya practicaban la técnica del 'tesoro escondido' bajo la capa cuajada de huevos o bajo una salsa, que ha llegado hasta nuestros días. Consulta aquí toda la receta.

El oro del Rin

  • 100 g azúcar molida
  • 100 g chocolate de cobertura
  • 100 g de azúcar
  • 100 g mantequilla
  • 140 g de avellanas (tostadas y molidas)
  • 150 g azúcar glas
  • 150 g mantequilla blanda
  • 1 cuchara de cacao en polvo
  • 1 hoja de pan de oro
  • 1 zumo de limón
  • 200 g avellanas (ligeramente tostadas y molidas)
  • 30 g de harina (2 cucharas medio rasas)
  • 5 huevos orgánicos o camperos
  • 8-10 cucharadas de nata líquida
  • Azúcar avainillada
  • Azúcar avainillada y un poco de leche
  • Mantequilla y harina para el molde
  • Sal


A finales del siglo XIX y principios del siglo XX estuvo muy de moda dar a las tartas más requeridas de los salones de París el nombre de las óperas que más público y éxito tuvieran en ese momento: La dama blanca, Don Juan, El oro del Rin... Aún hoy se estila la tarta Ópera en alguna que otra pastelería de calidad y no es más que una reminiscencia de aquellas denominaciones rimbombantes. Consulta aquí toda la receta.

Helado de azafrán y pistacho con agua de rosas

  • 1 cucharadita de agua de rosas (opcional)
  • 1 pellizco de hebras de azafrán
  • 300 ml de nata para batir, de un 35 % de MG como mínimo
  • 50 g de azúcar blanquilla, la corriente
  • 75 g de pistachos repelados crudos, sin sal


Estos helados persas son en realidad, como fueron los primeros del mundo, herederos del helado mantecado clásico español. Una crema de yemas y leche entera o nata perfumada con el aroma elegido y que se cocinaba con salep, el almidón resinoso de las raíces del satirión, una orquídea silvestre de Eurasia y Europa, y una pequeña porción de almáciga, la resina del lentisco. Ambos ingredientes dan a los helados de Irán esa textura chiclosa característica. Consulta toda la receta aquí.

Un helado sorprendente de origen iraní. Foto: Shutterstock.
Un helado sorprendente de origen iraní. Foto: Shutterstock.

Tarta de whisky

  • ½ l de nata para batir (35 % de MG mínimo, mejor pasterizada que UHT)
  • 100 g de azúcar
  • 2 bizcochos blancos según sea el molde (unos 20 cm de diámetro o 15 x 20 cm si es rectangular)
  • 40-50 g de azúcar
  • 4 yemas de huevo campero
  • 5 cucharadas de whisky
  • Azúcar para quemar
  • Unos 100 ml de almíbar frío


Fue la tarta helada preferida de los postres veraniegos en terrazas y chiringuitos que muchos tendrán todavía en su mente, pero hoy está más bien desterrada. Si se hace bien puede ser un postre delicioso, refinado y no es de factura demasiado complicada. Consulta cómo hacerla paso a paso aquí

Una tarta helada para una noche especial. Foto: Carmen Gándara & Jaime Llamas.
Una tarta helada para una noche especial. Foto: Carmen Gándara & Jaime Llamas.

Trufas neutras

  • 100 g de nata (35 % MG mín, para montar, mejor pasteurizada que UHT)
  • 150 g de chocolate de cobertura de 52-54 % de pasta de cacao, a temperatura ambiente
  • 30 g de mantequilla
  • Cacao puro o granillo para forrar


El chocolate soporta cualquier aroma o textura sin perder ni un ápice de los suyos propios, que siempre resaltarán junto a los otros. Nos ponemos manos a la obra, preparando trufas de chocolate para una noche muy especial. Tienen la ventaja de que se pueden elaborar con unos días de antelación y de que se pueden conservar congeladas en envases herméticos dos o tres semanas. Además, siempre serán únicas, exclusivas. Consulta aquí cómo hacer la receta paso a paso.

Trufas de tres tipos para conquistar a la pareja.
Trufas de tres tipos para conquistar a la pareja.

Tarta de chocolate sin harina

  • 100 g de chocolate de postres o cobertura (52-62 % de pasta de cacao)
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 3 cucharadas de azúcar molida
  • 3 huevos
  • 50 ml de nata líquida para batir (35 % de MG mín)
  • 75 g de azúcar
  • 90 g de almendra cruda entera pelada
  • 90 g de chocolate negro (70 % de pasta de cacao)
  • 90 g de mantequilla


El hecho de que alguien de la familia sea celiaco no debería ser un calvario a la hora de hacer un menú  para la cena de Nochebuena que sea variado en casa. Hay otras alternativas a la harina de trigo, como la de garbanzos o almendras, fáciles de elaborar y aptas para intolerantes al gluten. Su uso en la cocina da unos resultados deliciosos. He aquí la prueba.

Una tarta de chocolate sin harina.
Una tarta de chocolate sin harina.

Crema de mandarina

  • 100-120 g de azúcar
  • 1,250 kg de mandarinas pequeñas (de las que tienen la piel bien pegada a la pulpa)
  • 1 limón
  • 5 huevos
  • 8 hojas de gelatina (unos 13 g)
  • Agua


La crema de mandarina es un postre que se puede servir en pasteles individuales, enmoldándolo en aros de montaje o en moldes de flan o cualquier otro que se tenga, semiesferas, de rosca individuales, de metal o silicona. Si se hace en aros de montaje, el bizcocho se coloca en el fondo. Si se prepara en moldes de flan u otro molde, el bizcocho se coloca encima, pues luego hay que volcarlo en los platos o fuente de servicio. ¿Te animas a preparlarlo? Todo lo que necesitas está aquí. 

La opción de la tarta entera queda muy vistosa pero también es posible prepararlo en pequeños pasteles.
La opción de la tarta entera queda muy vistosa pero también es posible prepararlo en pequeños pasteles.