Espacios Naturales Protegidos de Chiclana de la Frontera

Chiclana de la Frontera (Cádiz)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Una imponente marisma de casi setenta kilómetros impone su ley en el paisaje caprichoso del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, en el término de Chiclana de la Frontera. Aquí, la naturaleza, en todo su esplendor, convive con el olor a sal, dominante en las rutas de las aves acuáticas que la eligen como zona de reposo. 
En medio de ese entorno paradisíaco surge, en forma de humedal de agua salada, el Paraje Natural Marismas de Sancti Petri, dando forma a la Bahía. Es una zona de especial protección para las aves, a la que se accede desde las carreteras de Chiclana de la Frontera. Un lugar único para pasear por la orilla de las balsas de agua de mar, sintiendo bajo las suelas de los zapatos el crujir de las hierbas autóctonas, como la típica salicornia.
Los bosques de alcornoques de Pago del Humo y el Pinar de Claverán, la morada preferida de las cigüeñas blancas, son dos de los lugares mágicos de Chiclana de la Frontera. El paisaje arenoso, plagado de charcos, de la Reserva Natural de la Laguna de La Paja coexiste con los paisajes de pinos piñoneros y matorrales del parque periurbano La Barrosa. 
Esta interminable sucesión de panorámicas inolvidables se completa con la Reserva Natural Complejo Endorreico de Chiclana, casi cincuenta kilómetros cuadrados repartidos entre los parajes que cobijan las lagunas de Montellano y Jeli, los lugares preferidos por las garzas reales y la espátulas en verano.
 

Contacto

Localización

DELEGACIÓN MUNICIPAL DE TURISMO Chiclana de la Frontera, Calle la Plaza, 3, 11130 Chiclana de la Frontera, Cádiz