{{title}}
{{buttonText}}

Humedales de Quero

Quero, Toledo

Compartir

Paseando alrededor de la villa, los humedales de Quero se convierten en paraísos de agua salada perfectos para la reproducción de aves y para ser retratados por nuestras cámaras. Por un lado, la Laguna del Taray refleja lo que una inundación de agua hace en un terreno llano, mientras que la Laguna Grande es un auténtico laboratorio natural donde las sales de sus cubetas originan curiosas formaciones exclusivas de este tipo de ecosistema. Gracias a la existencia, en estos humedales, de zonas de aguas profundas conocidas como “ojos”, unida a grandes extensiones de vegetación palustre, estos terrenos se convierten en un auténtico paraíso para las aves como los patos buceadores, el porrón común o la amenazada malvasía cabeciblanca.

Contacto

Localización

39.500046, -3.254035