Vía Verde Mutiloa-Ormaiztegi

Ormaiztegi (Gipuzkoa/Guipúzcoa)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Antaño fue un camino minero entre los municipios de Mutiloa y Ormaiztegi, recorrido por la antigua línea de ferrocarril de montaña, es decir, casi lo que podríamos llamar un espacio de tránsito hacia el trabajo. Sin embargo hoy día, en unos tiempos distintos, era lógico que ese oasis acabase convertido en un paraje de ocio sobre el suelo de Gipuzkoa. Los 4,5 kilómetros de la Vía Verde de Mutiloa-Ormaiztegi discurren enteramente por laderas de montaña. Alejados allá en lo alto del casco de los municipios que le dan nombre. Para acceder a ese cachito de cielo verde lo normal es hacerlo desde Mutiloa, por el camino del Troi, que le añade otros dos kilómetros adicionales de senda, con ciertas dificultades en las rampas de su segunda mitad. Ellos nos conducen a estas tierras altas de Guipúzcoa por un terreno en donde toman el protagonismo los bosques de pinares y los valles de montaña. La vía propiamente dicha comienza en el caserío Barnaola, adonde llegaban los minerales de las compañías que explotaban la mina, y donde contemplaremos los vestigios de antiguas instalaciones del viejo yacimiento. Ellas serán nuestros intermitentes acompañantes el resto del camino, entre la tupida foresta, con los grandes valles a nuestros pies y algunos de los picos más altos de Euskadi en la trayectoria de nuestra mirada. Así, poco a poco, llegaremos a un punto en el que camino se bifurca y desde en el que podremos contemplar el espectacular Viaducto de Ormaiztegi. Allí la labor del hombre y la de la naturaleza suman sus poderes para dejarnos boquiabiertos. Hoy lo llamaríamos sinergia. Quizás sería más justo decir que es un pequeño milagro, un milagro combinación de trabajo, magia y armonía vasca.

Localización

Lugar Muxika Egurastokia, 6, 20216 Ormáiztegui, Guipúzcoa