Alcaudete de la Jara

Alcaudete de la Jara

Información turística: 925853003

http://www.alcaudetedelajara.es/

Todo empezó con un cazador: a la entrada del pueblo, un monumento conmemora a los fundadores de la villa, representados por la estatua de un cazador, que fue, según parece, quien primero fijó su ubicación en el pueblo, procedente de Talavera de la Reina. Pues bien: para seguir conociendo Alcaudete, una buena idea es empezar la visita en la plaza de Regiones, una plaza porticada donde encontramos la casa consistorial. A espaldas del Ayuntamiento, un monumento y una curiosidad: el monumento es una estatua dedicada al Sagrado Corazón, que da nombre a la plaza en que se ubica, y la curiosidad son las cuatro palmeras que lo rodean (especie extraña en Toledo). Al lado mismo vemos la iglesia de de la Inmaculada Concepción, popularmente conocida como la catedral de La Jara, y no es raro: construida en estilo gótico tardío a principios del siglo XVI, la nave principal mide 40 metros de longitud.

A su lado se alza una majestuosa torre de sillería de 45 metros, de origen árabe y larga edad: la Torre del Cura data del siglo XIII y es el edificio más antiguo de Alcaudete, así como su símbolo indudable. Para reposar la visita, la ribera del río Jébalo ofrece un magnífico y agradable paseo.