Hormigos

Un pueblo que mira al Alberche

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Por pequeñas carreteras locales, rodeadas de campos de cultivo, encinas y alcornoques, se llega desde Hormigos hasta la ribera del Alberche, donde han crecido tres grandes urbanizaciones del pueblo. Y ese viaje de menos de diez minutos hay que hacerlo: no por las urbanizaciones, obviamente, sino por los espacios verdes que brinda el río a su paso por el municipio, lugares excelentes para el excursionismo tranquilo: dehesas, bosquetes y el paso sosegado del Alberche.

En el pueblo se encuentra la iglesia de San Bartolomé, en cuyo interior se guardan sencillos artesonados de madera en el techo y una valiosa talla de piedra de la Virgen del siglo XII.  La torre, de cuatro cuerpos, es de sillería antigua. Entre el resto de las casas, destacan las del siglo XIX, de arquitectura tradicional, que rodean la plaza de la Constitución, así como las de estilo neomudéjar de la calle Virgen de la Higuera.

También se le tiene mucho cariño a la fuente ubicada en el cruce de las calles D. Santo Arenas y del Caño: se trata de un caño realizado en piedra granítica que cuenta con un pequeño pilón, también de piedra.

Contacto

Localización