Las Ventas de San Julián

Tranquilidad con vistas a la sierra de Gredos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A un paso de tierras extremeñas, en el rincón occidental de Toledo, Las Ventas de San Julián se asienta en un terreno llano con vistas de impresión a la sierra de Gredos. Lugar alejado del bullicio, se presta a pasear sin prisas, degustar un pan excelente y acercarse hasta la orilla del arroyo de San Julián, cauce generoso, a diez minutos a pie desde el centro del pueblo.

La localidad es pequeña, pero esconde algunos lugares con encanto. En la plaza de la Constitución, a espaldas de la iglesia de San Julián, encontramos una curiosa fuente esférica de un caño, y al lado un brocal de pozo ahora tapado. Cerca, el ayuntamiento se encuentra en un edificio de arquitectura popular, de dos alturas, con soportales curiosamente cerrados por rejería. La fachada es blanca. La iglesia, por su parte, es de sillería, un sencillo templo de una nave con espadaña de ladrillos con hueco para dos campanas. Resulta curioso el molino de viento ubicado en una finca particular, en pleno pueblo, de construcción reciente pero aspecto tradicional. Y a las afueras destacan un Calvario de piedra y el Lavadero de Arriba, con doce pilas situadas en semicírculo en torno a un pozo.

Contacto

Localización