Ocaña

Ocaña

Información turística: 925120891

Web información turística

La Mancha se deshace en belleza e Historia. Como si las nuevas tecnologías no hubieran llegado, Ocaña mantiene su esencia. No se abandona a los minimalismos tan típicos de ahora, sino que exhibe su 'traje' de conjunto histórico monumental, orgullosa de que nadie nunca llevará el mismo. La antigüedad le ha legado la belleza en su Plaza Mayor, esa que solo se ve en las postales de las ciudades más antiguas de Europa. Su estilo vintage, se reparte por todo el casco histórico, entre los misteriosos y bellos conventos como el de Santa Clara, el de San José o el de Santo Domingo. Es como si Ocaña supiera que nunca pasan de moda.

Da igual si el visitante gusta de visitar iglesias o no, esta ciudad monumental hipnotiza. Los cenobios junto a la preciosa iglesia de San Alberto o los intensos palacios como el de Don Gutiérrez de Cárdenas son tan espectaculares, y diferentes entre ellos, que sorprenden con sus historias, grabados, estilos y misterios a todo el que se acerque. En esa piedra es donde incluso se encuentran nombres famosos como el de Juan de Herrera, en Fuente Nueva, una colosal obra de ingeniería hidráulica que configura el paisaje y se lo regala a la imaginación. Incluso el precioso estilo que gobierna esta región toledana, no pasó desapercibido a la reina Isabel La Católica, que aprovechó este precioso entorno manchego para refugiarse de su hermanastro Enrique IV. Una ciudad que ha encerrado el medievo entre sus muros, junto con el gótico, la piedra y grandes capítulos la Historia.

Como estancia de reyes, acogió a Juana I de Castilla y Felipe El Hermoso, y a su nieto Felipe, siendo lugar de recuperación para éste en su infancia

Planes en Ocaña

Ver todos