Sartajada

El pueblo de los cacharros (y los botijos)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Allí mismo lo dicen tal cual: Sartajada es el pueblo de los cacharros, el de los botijos, el pueblo de la alfarería. Un oficio artesano que aún funciona con ímpetu en la localidad, como toda la vida: torneando a mano y en los hornos tradicionales, actividad que llama la atención de propios y extraños y lleva al pueblo (en las faldas de la sierra de San Vicente, cerca de la frontera con Ávila) a numerosos visitantes. Quien allí se acerque podrá ver la exposición de cacharros y el trabajo en directo, comprar alguna muestra y luego darse una vuelta por el pueblo: casas de piedra y teja árabe y una iglesia, la de Santiago Apóstol (1510), también de piedra, de una sola nave y ábside semicircular con contrafuertes.

De todas formas, desde el punto de vista monumental el mayor interés lo despierta el puente romano que cruza la garganta de Torinas, entre Sartajada y La Iglesuela, a dos kilómetros y medio del pueblo. Es de tres ojos y fue construido en los primeros siglos de nuestra era.

Contacto

Localización