{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villamiel de Toledo

Una pila bautismal de barro… del siglo XV

Compartir

El edificio del ayuntamiento, construido en ladrillo en 1999 con una pequeña torre del reloj y con un campanario de metal, preside la plaza Mayor de Villamiel de Toledo, perteneciente a la comarca de Torrijos. En esa misma plaza, lugar de reunión y comentarios, centro de la vida popular, sobrevive al paso del tiempo la huella del que fue palacio de los Condes de Cedillo en el siglo XVII. Convertido hoy en casa particular, queda presente un escudo blasonado en la fachada. No lejos de allí está el edificio cilíndrico del viejo depósito, en calle Constitución con el camino Vereda.

Si se habla de patrimonio religioso, se hace obligado mencionar el antiguo Calvario, formado por estaciones del viacrucis de piedra (el basamento) y metal (la cruz), completado hace poco tiempo (faltaban algunas cruces). Se conserva mejor la iglesia de Nuestra Señora de Redonda, de arquitectura exterior irregular e interesante interior: allí destacan los lienzos de la capilla mayor y los retablos barrocos de las capillas laterales, así como las tallas de los siglos XVI y XVII, un Calvario del siglo XV y la pila bautismal de barro esmaltado en verde y blanco.

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos