Playa de Las calas vírgenes de Artà

Artà (Balears/Islas Baleares)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las montañas de pinares del parque natural de Llevant esconden bahías de arenas blancas y aguas cristalinas de color  turquesa, salpicadas de pequeños barcos fondeados en sus orillas. Sin demasiada gente, aguas tranquilas y tramos nudistas, las calas vírgenes que se muestran a nuestra vista como si observásemos antiguas postales. Desde s'Arenalet d'Albarca hasta Cala Torta la impresión que tendremos es que hemos llegado al paraíso. La mayoría se encuentran a diez kilómetros del casco urbano de Artá. Comencemos en Sa Canova o Arenal de sa Canova, declarado Área Natural de Especial Interés por su abundancia en yacimientos arqueológicos y su diversidad en flora y fauna. Se trata de un impresionante sistema dunar al abrigo de un bosque de pinos, con una playa virgen de 150 metros de longitud,

Nos dirigimos a cala Torta. De arena fina y blanca bordeada por pequeños acantilados, destaca por su anchura de 100 metros. Es un lugar excelente para el buceo. Desde aquí, y a muy poca distancia, llegamos a cala Mitjana. Tiene una longitud de 120 metros por diez de ancho con arena blanca de textura fina. Desde cala Mitjan, siguiendo la carretera de la costa, se llega a cala Estreta, situada en la desembocadura de un torrente es un buen lugar para contemplar el fondo marino. Saliendo de cala Estreta nos encontraremos con cala Matzoc (donde no se puede llegar en coche), y Sa Font Celada. Finalizamos nuestro recorrido en S´Arenalet des Verger, también conocido como S´Arenalet d´Albarca, la más extensa de las playas vírgenes que se encuentran dentro del parque natural de Llevant. Tiene una longitud de 200 metros.


 

Localización