{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala
Brunch en Mallorca ‘Mama Carmen’s. Coffe & Bakery’ empleados

6 ‘brunchs’ irresistibles en Palma de Mallorca

El paraíso gustativo para los que no madrugan

28/11/2023 –

Actualizado: 27/12/2022

La fusión de desayuno y lunch florece y adopta formas y conceptos muy variados, sin duda por la influencia extranjera en Palma de Mallorca, con probado poder de seducción. Los colores, texturas y sabores internacionales son norma en estos templo del brunch potente, donde el ambiente invita a probar cada bocado con mucha calma.

Compartir

Cuentan que el brunch -unión de las palabras inglesas: breakfast, desayuno; y lunch, comida- surgió en Inglaterra a finales del siglo XIX, cuando los empleados de las familias de la élite británica dejaban preparados grandes banquetes para que sus patrones disfrutaran el domingo y contaran con gran variedad de platos, mientras ellos se tomaban su día de descanso.

Brunch Mallorca
Las opciones saladas y dulces admiten infinidad de combinaciones.

Así que el brunch era una comida para el día libre -suponiendo que los ricos trabajasen el resto de la semana, que algunos sí que lo hacían-, que se iniciaba más tarde, puesto que la gente no madrugaba, y que se extendía hasta primeras horas de la tarde. Su filosofía era amigable y relajada; aunque se aprovechaba también para hacer negocios y contactos, cosa que pervive hoy en día especialmente en EEUU, donde muchos ejecutivos tienen reuniones de trabajo coincidiendo con el brunch.

Brunch Mallorca
Despertarse a horas intempestivas y disfrutar de este yogurt con muesli ayuda a comenzar con energía.

En España debemos agradecer a los extranjeros que trajeran esta idea y que nos ampliaran el reducido abanico de desayunos patrio que, como mucho, tiraba la casa por la ventana con los churros y el chocolate de los domingos. Una cosmopolita ciudad como Palma de Mallorca, con un elevado número de residentes extranjeros, cuenta con variadas y tentadoras opciones para desayunar tarde, bien y con calma, y enlazarlo con la comida. Elegimos las mejores.

1. ‘El Perrito’: hacerse el sueco y comer salmón

Un terrier escocés de plástico azul flanquea la entrada a este santuario del brunch en Santa Catalina, antiguo barrio de pescadores convertido en zona VIP, escenario de segunda o primera residencia para extranjeros con el suficiente poder adquisitivo para comprar vivienda en la zona más cara de Palma.

El Perrito Mallorca
Los 'brunchs' de 'El Perrito' son pioneros en la isla.

‘El Perrito’ cuenta ya con tres sucursales -dos en la capital balear y una en Pollença- y en sus inicios fue un bar regentado por una sueca, Gunilla, que ya hacía brunchs cuando en España ni siquiera se sabía el significado de esa palabra. Como adoraba a los mejores amigos del hombre, bautizó su restaurante con el nombre de ‘El Perrito’, fue de los primeros lugares en dejar entrar a estas mascotas y decoró sus paredes con fotos de canes.

El Perrito Mallorca
La popularidad del local ha permitido que se abran otras dos sucursales en territorio mallorquín.

Toda la comunidad sueca venía a este bar a desayunar los fines de semana o a tomar el plato o la sopa del día. La dueña falleció y el local se traspasó a unos argentinos, que han respetado la filosofía y decoración, y que han sabido mantener la clientela, una torre de babel de lenguas que buscan saciar sus papilas gustativas con la primera comida del día. “Entre las especialidades más suecas están el hallon pie, que es una tarta de frambuesas, los rollos de canela o el salmón marinado con una salsa de raíz de rábano picante con queso crema”, cuenta Agustina Ballina, una de las dueñas, que también cocina.

El Perrito Mallorca
Aquí todo es nutritivo: yogur griego, pulpa de 'açai', frutos rojos, banana, laminas de coco y chía.

Pero, puesto que la zona es cosmopolita, las opciones para el brunch se ajustan a los diferentes paladares del mundo. Se puede ir a Brasil en forma de bowl de açai; a Estados Unidos vía bagel; a Londres y degustar el típico english breakfast con huevos y bacon, y hasta quedarse en la isla -no tiene mucho sentido, ser alemán y venir a Mallorca a desayunar como un alemán- y empezar el día con un llonguet de sobrasada.

El Perrito Mallorca
El terrier escocés azul es su sello inconfundible.

Todo está delicioso en ‘El Perrito’, los panes están hechos con masa madre y la repostería es casera, al igual que sus hamburguesas -de carne o veganas- y su falafel. El bar incorpora también opciones para un lunch ligero pero nutritivo. “Los españoles están comiendo más por la mañana y menos por la noche, que es lo más saludable”, señala Agustina, que siempre está atenta a ofrecer agua a los perritos que acompañan a sus dueños a comer algo de buena mañana.

‘EL PERRITO’ - Anníbal, 1. Palma. Tel: 613012245. Brunch diario, de 08:00 a 17:00 horas, excepto el martes.

2. ‘Boira’: con saxofonista incluido

Quizás este lugar, dentro del hotel ‘Nou Baleares’, no sea el sitio más indicado para ir con una resaca considerable, tras una noche de juerga, en la que la cabeza amplifique el más mínimo sonido. Pero, si se ha sido bueno la noche anterior y se es amante de la música, se disfrutará de la performance de este excelente saxofonista que, en la caja donde guarda su instrumento, lleva toda una declaración de intenciones que proclama: “silence is sexy” (el silencio es sexy).

Boira Mallorca
Para tomar el 'brunch' de 'Boira' hay entrar al del hotel ‘Nou Baleares’.

El brunch acontece en el restaurante del hotel, ‘Boira’, que toma el nombre de la antigua fábrica de baldosas hidráulicas que existió en el edificio, Can Boira. Posteriormente, el lugar se convirtió en el ‘Hostal Baleares’ -el antiguo letrero cuelga de las paredes del comedor- y fue una de las primeras fondas de la ciudad, instaladas en un edificio de 1927 de estilo racionalista con toques modernistas que, a día de hoy, está catalogado como histórico.

Boira Mallorca
El saxofonista sube el nivel de la experiencia en 'Boira'.

La carta de este brunch musical se cambia cada temporada y se inaugura con una copa de Bellini de bienvenida, un cóctel a base de zumo de melocotón y cava. A este entrante le sigue un zumo natural de naranja, bebida caliente, yogur griego con muesli o fruta, huevos o tortillas al gusto, y empanadilla argentina, bagel o tostada healthy. Y, para un final feliz, la tarta del día.

Boira Mallorca
Los huevos fritos son todo un clásico.

El precio de esta comida-desayuno es de 14,90 euros. Los domingos lluviosos invitan a la nostalgia, acentuada por los sonidos del saxofón y la vista, tras los ventanales, de la gente que corre para no mojarse o que vuelve de haber comprado los pasteles, porque hoy se come en casa de los suegros.

‘BOIRA’ - Plaça Francesc Garcia i Orell, 8 (hotel ‘Nou Baleares’). Palma. Tel: 971 275 447. Brunch solo los domingos, de 11:30 a 15:00 horas.

Boira Mallorca
El precio y la reputación hacen que sus mesas se llene con facilidad.

3. ‘Santina’: ‘superbrunch’ para compartir

Parejas jóvenes, extranjeras y glamurosas constituyen el grueso de la clientela de ‘Santina’, en el corazón del Soho de Palma, el barrio de Santa Catalina, donde abundan las opciones para desayunar-comer para no madrugadores.

Santina Mallorca
La combinación del desayuno y la comida, el 'brunch', es cada vez más popular en Palma de Mallorca.

Si uno es de los que no le gusta empezar el día comiendo siempre lo mismo, aquí encontrará su paraíso, ya que las propuestas dan la vuelta al mundo. Desde los tacos hasta el Bangkok pad thai, consistente en noodles con arroz y más cosas. Hay también hamburguesas, de carne y veganas, tentadoras y preciosistas tartas caseras, golosos pancakes, tostadas francesas con crema de pistachos o los omnipresentes bowls y huevos, los reyes del brunch, preparados de todas las formas posibles.

Santina Mallorca
Dado el volumen de turistas de múltiples orígenes que llegan a Mallorca, hay personal de los cinco continentes.

Los huevos turcos son adictivos y se sirven pochados, con yogur griego, ajo y rociados de salsa picante de mantequilla especiada. Pero el plato estrella es, según cuenta Madelaine, la dueña, “el Flying dutchman (el holandés volador), que consiste en huevos benedictinos con salmón ahumado, aguacate, zanahoria y espinacas, servidos sobre un gofre y con salsa holandesa”.

Santina Mallorca
Los ojos se dirigen sin remedio a la vitrina de las tartas.

Pero lo realmente novedoso de este lugar, con camareros de los cinco continentes, es el platter, una especie de brunch comunal, para varias personas, que incluye un montón de cosas a elegir entre lo frío y lo caliente, lo dulce y lo salado, y lo carnívoro y lo vegano. 'Santina' lleva también el brunch a casa, lugar de trabajo, yate o donde quiera que uno esté. Y, por si fuera poco, hay brunchs para cumpleaños, bodas, fiestas o de soltería. ¡Qué todo es susceptible de ser celebrado!

‘SANTINA’ - Anníbal, 19. Palma. Tel: 674 995 795. Brunch diario, de 8:30 a 18:30 horas (domingos de 08:30 a 15:30 horas).

Santina Mallorca
'Santina' también se adapta para un encuentro más íntimo.

4. ‘Mama Carmen’s. Coffe & Bakery’: ¿Palma o Brooklyn?

Este pequeño café con colmado y obrador recuerda mucho a esos que se encuentran en Brooklyn, regentados por extranjeros, con un cierto aire vintage y que rinden culto a la comida sana y a los brebajes, aún más sanos todavía.

Mama Carmen Mallorca
El buen rollo del equipo de ‘Mama Carmen’s. Coffe & Bakery’ es contagioso.

El lugar ofrece no solo matar el hambre, sino alimentarse de manera saludable, estética y vegana; recrear la vista con su acogedora y detallista decoración, hacer la compra en el colmado colindante -del mismo negocio-, hablar con su amistoso dueño (Alessandro Castillo, natural de Almería) o conocer a todo tipo de gente, ya que la proximidad de sus asientos propicia la conversación.

Mama Carmen Mallorca
Una de sus características distintivas es una oferta basada en productos veganos.

A mi lado una pareja de Manchester pide un precioso porridge, a base de copos de avena con leche de almendra, canela, frutos secos tostados y sirope de arce que, de tan bonito, da pena comérselo. “Lo que nos hace diferentes a otros sitios de brunch es que estamos especializados en comida vegana”, cuenta Castillo, “y que tenemos una amplia selección de panes y dulces sin gluten, a los que la gente se hace adicta”. Cinnamon rolls, tarta de queso con arándanos, tarta de zanahoria, croissants redondos de masa madre y toda una vitrina llena de delicias.

Mama Carmen Mallorca
También cuentan con algunos productos que siguen su filosofía.

Las tortitas y las diferentes tostadas, ambas sin gluten, son otros de sus atractivos, al igual que el café de especialidad -de muy buena calidad- y el plato de huevos revueltos, donde los huevos han sido reemplazados por tofu con éxito asegurado, incluso para detractores de este ingrediente.

Mama Carmen Mallorca
Solo con ver estas copas ya apetece una cucharada.

A la hora de la comida hay siempre platos del día. Las sopas, los curries, las lentejas vegetales, las hamburguesas veganas y las foccacias con salsa al pesto casera son famosos en el barrio.

‘MAMA CARMEN’S COFFE & BAKERY’ - Rossiñol, 3a. Palma. Tel: 971 058 601. De lunes a sábado, de 09:00 a 16:00 horas.

5. ‘Santosha’: ambiente nocturno y jazz para las mañanas

El lugar, situado en una callecita estrecha de la parte antigua de Palma, abrió en 2016, cuando Eran, israelí y capitán de yate, decidió tomar tierra tras 15 años navegando junto a su novia irlandesa Ruth. La capital balear es como una sirena que engatusa a los marineros, que quedan prendados de su belleza. Así que ambos decidieron abrir un lugar para desayunar, porque el patrio café con leche y sobao no era de su gusto.

Santosha Mallorca
Los huevos pochados con patató al horno, setas variadas con miso, mayonesa ahumada y cebollino de 'Santosha' han creado afición.

El brunch de ‘Santosha’ tiene ambiente nocturno y música de jazz -o de guitarra, en directo, algunos sábados- y el lugar, aunque muy amplio y espacioso -es perfecto para eventos-, es a la vez íntimo porque se fracciona en habitaciones, pequeñas estancias decoradas como el salón de una casa bohemia, pero confortable.

Santosha Mallorca
Una sonrisa de bienvenida a este templo del 'brunch'.

Aquí todo es delicioso porque se eligen buenos ingredientes y porque está elaborado con esmero y cariño. En el extenso apartado de bebidas caseras hay que probar la limonada de jengibre, la de frambuesa -típica de Irlanda-, el té kombucha o el Gindi’s Ginger Beer de fermentación natural. Y, para comer, la granola casera con yogur y compota de bayas; la tostada de queso de cabra fundido sobre crema de pimiento rojo en pan de masa madre; los tacos de maíz con alubias guisadas, aguacate, cilantro y cebolla roja; las tortitas esponjosas con salsa de chocolate casera, nata montada y plátano, o los huevos pochados con patató al horno, setas variadas con miso, mayonesa ahumada y cebollino. Por no hablar de la sección dulce, donde destaca su tarta de manzana con nueces.

Santosha Mallorca
El espacio cuenta con diferentes ambientes.

Tras la primera experiencia en ‘Santosha’ -se recomienda reservar los fines de semana- es probable que uno empiece a considerar las mañanas como momentos del día mucho más interesantes y sexys. Y no solo culinariamente hablando.

‘SANTHOSA’ - Metge Matas, 2. Palma. Tel: 971 72 37 01. Brunch de miércoles a domingo, de 10:00 a 15:30 horas.

Santosha Mallorca
La 'focaccia' es un 'must' de 'Santosha'.

6. ‘Cappuccino San Miguel’: en un patio de casa señorial con palmeras y jardín

Las cafeterías y restaurantes del grupo Cappuccino están siempre ubicadas en lugares privilegiados y con historia, y se caracterizan por un diseño y arquitectura únicos, una oferta gastronómica de calidad y un servicio excelente. Aunque en Mallorca hay varias delegaciones de esta marca, la de la calle San Miguel de Palma es una de las más espaciosas, ya que se instala en el patio de una antigua casa señorial, lleno de palmeras, y cuenta con un precioso jardín en pleno centro de la ciudad.

Capuccino San Miguel Mallorca
En ‘Cappuccino’ cuidan cada detalle, incluso el colorido de su 'brunch'.

El ‘Cappuccino’ cuida al máximo todos los detalles: la temperatura es perfecta, la luz intachable, la música relajante y evocadora; lo que lo convierte en el lugar propicio no solo para cualquier celebración, sino para confortar esos días en los que el mundo duele, ya que pareciera que en este microcosmos de bienestar nada malo puede pasar.

Capuccino San Miguel Mallorca
Un enorme árbol de Navidad decora el patio de esta casa señorial.

Desde tomar un café -el suyo es excelente- hasta comer o cenar, se puede pedir un helado, merendar o, simplemente, premiarse con un cóctel. Pero el brunch, que es lo que nos ocupa, se sirve cada día hasta las 12:00 horas y consta de café o té, zumo natural, croissant, pan tostado con mantequilla y mermelada, jamón, queso, yogurt griego con granola y una opción a elegir, que puede ser huevos o tostadas. Todo a un precio de 35 €. Hay brunchs más variados y creativos en la ciudad, pero el entorno, el espíritu de esta antigua casa mallorquina y su jardín son únicos.

‘CAPPUCCINO SAN MIGUEL’ - San Miguel, 53. Palma. Tel: 971 71 97 64. Brunch diario hasta las 12:00 horas.

Capuccino San Miguel Mallorca
El 'brunch' se sirve a diario hasta 12:00 horas.