El palacio donde debutó Lola Flores

Jerez de la Frontera (Cádiz)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Nos adentramos en el corazón de Jeréz de la Frontera hasta llegar al Palacio del Virrey Laserna (calle Conde de los Andes, 8). Un buen ejemplo de cómo es un palacio jerezano en el que todavía siguen viviendo sus propietarios, la familia Moreno. Se comenzó a construir en el siglo XIII tras el repartimiento de la ciudad que hizo Alfonso X a los nobles que lo acompañaron en la conquista de la ciudad. Se asienta sobre una casa árabe con decoración nazarí, de la que hay restos en el palacio, convirtiéndolo en un cruce de épocas.

En el vestíbulo se puede ver uno de los cuadros del pintor sevillano Juan de Valdés Leal. Pero uno de los rinconces que más atrae a los turistas está en el salón de verano, donde el abuelo de los actuales propietarios, muy aficionado al flamenco, organizó un tablao donde debutó con 12 años una jerezana que acabaría siendo mundialmente conocida: Lola Flores. 

A lo largo del recorrido encontraremos azulejos trianeros en el jardín, porcelanas de Mariano Benlliure y una zona de césped sobre la que se asentaba uno de los corrales de comedias más importantes de la ciudad –ahora organizan veladas teatrales en los jardines del palacio–. En el salón verde, por cuyas vidrieras entra tímida la luz, se guarda el único objeto que la familia conserva del Virrey: un arcón de viaje de plata que es la joya de la casa. En el cercano comedor, coronado por una lámpara de cristal de La Granja, se han sentado cinco reyes y Alfonso XIII celebró en ella un Consejo de Ministros.

Localización

Palacio del Virrey Laserna