Argés

Argés

Información turística: 925376281

Web información turística

En este pueblo mediano y animoso, de gentes hospitalarias, el viajero tendrá ocasión de mezclarse con los vecinos en la plaza de la Constitución, punto de encuentro indiscutible de la localidad. Podrá echar un rato en alguno de los bares de la plaza o sentarse en las terrazas, según mande el tiempo, y aprovechará (debería hacerlo) para preguntar por el buen aceite de oliva virgen extra de la denominación de origen Montes de Toledo. Le dirán, probablemente, que vaya a comprarlo directamente a la almazara, y podrá así aproximarse, siquiera levemente, al proceso de producción de este oro líquido.

Si el interés se centra en el aspecto monumental, merece la pena una visita a la iglesia de San Eugenio Mártir, de construcción dieciochesca y estilo neoclásico, con su galería lateral porticada, a un paso de la plaza de la Constitución, así como acercarse a la Plazuela para ver la Casa de Medrano, un excepcional ejemplo de conservación de arquitectura doméstica, declarada Casa de Interés Nacional. La construcción, de dos alturas, se estructura en torno a un gran patio con un brocal, adornado además con numerosos aperos de labranza. Es casa privada, pero desde el portalón del patio, si está abierto, puede apreciarse el interior.

Y si hay ganas de salir al monte, queda la posibilidad de buscar la torre Cervatos, a unos cinco kilómetros del pueblo. De planta cuadrada y bien conservada, da muestra de que el lugar pudo estar poblado en otro tiempo. También es de propiedad privada, pero se puede apreciar desde el exterior. También queda cerca del pueblo el pantano de Guajaraz, buen lugar para la pesca y para el senderismo.

Los autores del libro ‘Argés… un paseo por su historia’ han localizado, en el árbol genealógico de Miguel de Cervantes Saavedra, un entronque directo con el nombre de Cervatos, ya que, según se deriva de los datos encontrados, el apellido de Cervatos derivó en el de Cervantes.